Autoridades temen posible afluencia de indocumentados por falta de controles

Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 22 abril, 2014

La inminente apertura por parte del gobierno de Nicaragua de un nuevo puesto fronterizo con Costa Rica tiene preocupadas a las autoridades ticas, que están lejos de tener listas las instalaciones del lado costarricense.

Así lo reconocieron el ministro de Seguridad, Mario Zamora; el viceministro de esa cartera, Wálter Navarro, y la directora de Migración, Kathya Rodríguez.

Uno de los principales temores es que el paso provoque una afluencia de extranjeros indocumentados que podrían intentar ingresar al país por ese sector.

Zamora indicó que la información que manejan es que la apertura del puesto nicaragüense se hará el próximo 10 de mayo, apenas dos días después de que asuma el nuevo gobierno de Luis Guillermo Solís.

El jerarca calificó la decisión de Managua como “un acto hostil que pretende forzar a la nueva Administración a entablar una mesa de diálogo directo que, hasta ahora, el presidente electo ha declinado llevar a cabo”.

El ministro dijo que la Cancillería envió una nota diplomática al país vecino pidiendo esperar al segundo semestre de este año, pero no hubo respuesta.

Consultado vía telefónica, el canciller Enrique Castillo, quien se encontraba en Ecuador, indicó que Costa Rica le advirtió a Nicaragua que todavía no está listo para abrir el paso, pero indicó que no tenía más detalles pues el tema está en manos de la vicecanciller Gioconda Ubeda. Ella también estaba fuera del país.

Al lado nicaragüense, en Tablillas, ya se construyeron unas oficinas. Hay presencia de policías y circulan algunos vehículos. | CARLOS HERNÁNDEZ / ARCHIVO.
Al lado nicaragüense, en Tablillas, ya se construyeron unas oficinas. Hay presencia de policías y circulan algunos vehículos. | CARLOS HERNÁNDEZ / ARCHIVO.

En el Ministerio de Comercio Exterior (Comex), cartera que lidera el proyecto en Tablillas, el viceministro Fernando Ocampo afirmó desconocer sobre el anuncio de Nicaragua.

Proyecto. El nuevo puesto de Tablillas, ubicado a seis kilómetros de Los Chiles, acortaría en 100 kilómetros la distancia entre las capitales de ambas naciones.

Por un acuerdo de 1995, los dos países debían construir carreteras y levantar oficinas para Migración, Policía y Aduanas, entre otras.

Nicaragua lo hizo y en enero concluyó una de las última obras: un puente sobre el río San Juan.

En el caso tico, se tienen los diseños y un presupuesto de $2 millones. La vía Vuelta Kooper-Chilamate (27 kilómetros), que conectará hasta el puesto fronterizo, lleva un 35% de avance. Pero, las oficinas estarían listas quizás antes del 2016, dijo días atrás la ministra de Comex, Anabel González.

Preocupación. Ante los retrasos, la directora de Migración explicó que se planeó colocar instalaciones móviles en el lugar, pero la Municipalidad de Los Chiles otorgó los permisos apenas en marzo.

“Para que haya una frontera, tiene que haber dos lados, entonces, ¿a dónde va a dar toda esa gente que sale?”, cuestionó Rodríguez. Solo en Semana Santa, Migración rechazó a 700 inmigrantes indocumentados en la zona norte.

Aunque Rodríguez estima que le tocará a la Policía lidiar con los indocumentados, el viceministro de Seguridad, Wálter Navarro, dijo que por ahora solo podrán reforzar con más recursos.

En Tablillas solo existe una pequeña delegación de la Fuerza Pública, precisamente en el terreno de 14 hectáreas donde se levantaría el edificio de oficinas.

Etiquetado como: