Hombre de 24 años los atacó con un punzón; murió al recibir un balazo

Por: Carlos Arguedas C. 6 octubre, 2015

Sarapiquí. Un joven de 24 años, quien el domingo en la noche hirió a dos policías con un punzón, tenía cinco días de haberse fugado del Hospital Nacional Psiquiátrico, en Pavas.

Este caso ocurrió a las 7 p. m., en el parque de La Virgen de Sarapiquí, Heredia.

Según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y Marlon Cubillo, subdirector de la Fuerza Pública, los agentes acudieron al sitio luego de recibir una alerta en el Sistema de Emergencias 9-1-1 de que un individuo se encontraba en la vía pública, amenazando a los transeúntes con un arma blanca.

Cubillo agregó que varios oficiales fueron a atender el asunto y, al llegar, el hombre los atacó, apenas los vio.

“Se da un forcejeo. Hiere a uno en el abdomen. Otro cae al suelo y este sujeto lo ataca con el arma por la espalda. Ahí es donde un compañero hace uso del arma de reglamento y el resultado posterior es que esa persona fallece”, dijo el jefe policial.

Cubillo precisó que en el altercado otro agente se enredó en un cable, que se usa para amarrar los postes del tendido eléctrico, y se lesionó un tobillo.

El oficial Alexánder Palacios Mejías, de 26 años, presentaba una herida en la espalda. | REINER MONTERO
El oficial Alexánder Palacios Mejías, de 26 años, presentaba una herida en la espalda. | REINER MONTERO

Atención. La Cruz Roja atendió a los cuatro hombres y los trasladó a la Clínica de Puerto Viejo de Sarapiquí. “En ese centro hospitalario falleció el agresor, quien es de apellido Salazar. Presentaba una herida de bala en el pecho”, comunicó el OIJ.

Los policías fueron trasladados al Hospital San Vicente de Paúl en Heredia y este lunes permanecían en valoración médica en el Instituto Nacional de Seguros (INS).

Están fuera de peligro, pero, de acuerdo con Cubillo, los heridos con el punzón deberán mantener un cuidado mayor por el riesgo de infección.

El subdirector de la Fuerza Pública dijo que los policías actuaron de acuerdo con los procedimientos establecidos. Agregó que portaban chalecos antibalas, pero explicó que las heridas con el punzón entraron en puntos donde el chaleco no protege.

En cuanto a Salazar, se informó de que es vecino de San Pedro de La Tigra, en San Carlos.

La Policía comunicó que no contaba con antecedentes judiciales. Respecto a la enfermedad que sufría, las autoridades dijeron que no podían suministrar detalles.