Por: Katherine Chaves R. 17 mayo, 2016
Agentes de la Policía Judicial se presentaron en el Bancrédito de La Uruca para investigar el caso del bebé abandonado.
Agentes de la Policía Judicial se presentaron en el Bancrédito de La Uruca para investigar el caso del bebé abandonado.

Los abuelos maternos piden la custodia del bebé que fue abandonado por su madre el 5 de mayo en el baño de Bancrédito, en La Uruca.

El Patronato Nacional de la Infancia (PANI) confirmó que los familiares se ofrecieron como un recurso de ubicación para cuando el menor sea dado de alta del Hospital Nacional de Niños (HNN).

Mientras el Patronato analiza esa opción, autorizó que los abuelos puedan visitar a su nieto en el centro médico.

Por su parte, Olga Arguedas, directora del HNN, detalló que la salud del bebé mejora "poco a poco". Según dijo, el fin de semana le quitaron el respirador mecánico. Es decir, ya puede respirar por sí solo.

"Todavía no puede tomar leche, recibe nutrición parenteral (alimentación por vía intravenosa). Es cuestión de paciencia y de cuidarlo para que no le de ninguna infección", apuntó la doctora.

Agregó que el bebé pesa 850 gramos, por lo que aún lo mantienen en la incubadora. "Para poder sacarlo de ahí, debe pesar unos 2.000 gramos", concluyó.

Acusada. El 5 de mayo, la mujer, de apellido Chaves, entró al banco y se dirigió al baño. Después de unos minutos salió y fue cuando los funcionarios comenzaron a escuchar el llanto de un recién nacido.

Un día después, Chaves se entregó al Organismo de Investigación Judicial (OIJ). Desde ese momento, la Fiscalía le atribuye el delito de tentativa de homicidio en perjuicio de recién nacido.

En una audiencia realizada en el Juzgado Penal de Turno Extraordinario le impusieron medidas como firmar cada 15 días, impedimento de salida del país, mantener domicilio fijo y estar bajo vigilancia de un hermano.

Etiquetado como: