Sucesos

Nefrólogo está en la sección más segura de cárcel de San Sebastián desde el 18 de junio

Reconocido médico ligado a tráfico de órganos cumple prisión preventiva en ámbito ‘preferencial’

Actualizado el 07 de julio de 2013 a las 12:00 am

Área alberga a personas de buen comportamiento y a figuras públicas

Reos pueden estar más tiempo fuera de celdas y tienen un refrigerador

Sucesos

Reconocido médico ligado a tráfico de órganos cumple prisión preventiva en ámbito ‘preferencial’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El puñado de mantas, dobladas sobre la angosta cama en el primer piso de un camarote de cemento, aguarda hasta que caiga la noche y los presidiarios deban regresar a sus celdas.

A los pies de la espuma que sirve de colchón –de unos cuatro centímetros de espesor– está inserto un cuaderno algo estropeado.

Ese rincón del ámbito C-2 de la Unidad de Admisión de San Sebastián pertenece, provisionalmente, al reconocido nefrólogo Francisco Mora Palma, quien cumple seis meses de prisión preventiva por ser sospechoso de tráfico de órganos.

Su encarcelamiento, como el de otras figuras públicas, tiene una condición particular. Mora está recluido en un área considerada “diferenciada” o “preferencial”; es decir, con mejores condiciones de seguridad que el resto de los reos y con la posibilidad de guardar alimentos en una refrigeradora, de la cual carecen en otros ámbitos.

1 k     En la Unidad de Admisión de San Sebastián, los privados de libertad tienen espacios compartidos en los que colocan la ropa que lavan o sus zapatos.    2 k      En el ámbito C-2 hay un espacio de sanitarios y duchas que deben compartir 65 reos.   3 k     En una esquina de una celda del ámbito diferenciado duerme  el médico Francisco Mora Palma. Ahí también mantiene sus pertenencias. Los presos también cuentan con  casilleros.   4 y 5 k      La mini biblioteca y el área de lavar y de ver televisión pueden ser ocupadas durante el día.    6 k     En todo el centro hay 70 teléfonos públicos.  |  JORGE NAVARRO
ampliar
1 k En la Unidad de Admisión de San Sebastián, los privados de libertad tienen espacios compartidos en los que colocan la ropa que lavan o sus zapatos. 2 k En el ámbito C-2 hay un espacio de sanitarios y duchas que deben compartir 65 reos. 3 k En una esquina de una celda del ámbito diferenciado duerme el médico Francisco Mora Palma. Ahí también mantiene sus pertenencias. Los presos también cuentan con casilleros. 4 y 5 k La mini biblioteca y el área de lavar y de ver televisión pueden ser ocupadas durante el día. 6 k En todo el centro hay 70 teléfonos públicos. | JORGE NAVARRO

En esa misma área, por ejemplo, estuvieron el padre Minor Calvo y el presidente de Limón F. C., el empresario Carlos Pascall.

Además de Mora, actualmente hay otros 64 presos en el ámbito C-2. La sobrepoblación es de 11 personas, quienes también duermen en espumas, pero colocadas en el piso. Mora llegó antes que ellos y por eso tiene una cama.

“El ámbito C se compone de los módulos 1 y 2. Es una clafisicación diferenciada. Son personas primarias, preferiblemente (que no han estado antes en prisión), y que de conformidad con el tipo de delito y las características personales, se encuentran en condición de mayor vulnerabilidad respecto al resto de la población penal”, explicó Mariano Barrantes, director del centro penitenciario.

“El perfil de las personas que están ahí es de el aquellos que permanecen (en esa sección) por delitos sexuales o delitos de cuello blanco. Algunas son figuras públicas, personas sometidas a procesos de extradición o adultos mayores. Hemos tenido a algunas personas reconocidas a nivel público que han requerido estar en estos módulos porque su integridad física está en riesgo”, agregó el funcionario.

Mora, quien desde el 2005 ocupa el cargo de jefe de la Unidad de Nefrología del Hospital Calderón Guardia, fue apresado el 18 de junio junto con una oficial del Ministerio de Seguridad Pública.

PUBLICIDAD

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) señaló al médico como el líder de una organización dedicada al tráfico de riñones.

De confianza y compromiso. En el ámbito en el que se encuentra el médico, los presos pueden estar fuera de sus celdas durante todo el día hasta que sean las 7 p. m., cuando todos deben ir a dormir.

Como el resto de los reos, durante las mañanas reciben dos horas de sol. En las siguientes horas pueden estar en una sala acondicionada para comer y ver televisión o en una mini biblioteca.

En cada celda del centro penitenciario hay un teléfono público, por lo cual también pueden hacer o recibir llamadas.

Además, todos los presidiarios tienen acceso a comida traída por sus allegados en el almuerzo y la cena, como ocurre con el médico. Solo que en este ámbito también tienen un lugar donde guardar los alimentos. “La refrigeradora la usan las 65 personas en el C-2 y no ha habido un solo problema. Los privados guardan embutidos, refrescos y ha habido un respeto intachable”, explicó el director del centro.

“Ese ámbito se denomina: De Compromisos y Oportunidades. Ellos adquieren el compromiso de cumplir las reglas, de tener una conducta intachable y tienen la oportunidad de tener algunos incentivos”, dijo Barrantes.

El director del centro indicó que se analiza la posibilidad de que el médico se incorpore a un comité de primeros auxilios, pero que debe pasar por un proceso. Por el momento, según contó Barrantes, el doctor pasa sus días tranquilo.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Reconocido médico ligado a tráfico de órganos cumple prisión preventiva en ámbito ‘preferencial’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota