Sucesos

Publicar mensajes privados puede castigarse con cárcel

Actualizado el 03 de marzo de 2015 a las 12:00 am

Sucesos

Publicar mensajes privados puede castigarse con cárcel

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Para algunos podría ser una simple broma; para otros, una venganza. Pero lo cierto es que divulgar mensajes privados –ya sean textos, imágenes o audios– que violen la intimidad de otros, puede enviarnos a prisión.

El futbolista Juan Gabriel Guzmán fue despedido la semana pasada luego de hacerse pública una grabación suya.   | ALEXÁNDER OTÁROLA / ARCHIVO
ampliar
El futbolista Juan Gabriel Guzmán fue despedido la semana pasada luego de hacerse pública una grabación suya. | ALEXÁNDER OTÁROLA / ARCHIVO

Incluso, aunque quien los publique los haya obtenido de forma legal antes de compartirlos con terceros, igual enfrentaría sanción, que sería una multa.

Este último caso parece ser el que ocurrió con el futbolista de la Liga Deportiva Alajuelense (LDA), Juan Gabriel Guzmán, cuya grabación de un audio para un grupo en WhatsApp terminó publicado en Internet.

Los abogados penalistas José Miguel Villalobos y Federico Campos, así como el fiscal adjunto de San José, Francisco Fonseca, estiman que esa situación se podría considerar como un delito de propalación.

Según el Código Penal, dicha falta se comete cuando una persona publica “papeles o grabaciones que obtuvo legítimamente y que no estaban destinadas a la publicidad”. El castigo es de entre 30 y 60 días multa.

“La persona se halla legítimamente en posesión de la grabación, porque él (Guzmán) sabe, desde que lo envió, que está grabado. Ahora, ¿él lo hizo con el propósito de que todos lo conocieran? Creo que no”, explicó el abogado Villalobos.

Por su parte, Campos señaló que para configurar el delito antes debe quedar claro en qué consiste “hacerlo público”.

“¿Es tirarlo a terceros, como lo hizo el sitio web? ¿O la (persona) que lo tomó (de WhatsApp) podría alegar que no lo hizo público sino que lo pasó a otro en calidad de privado?”, cuestionó.

Con prisión. Otro escenario se presenta cuando alguien se apropia de comunicaciones destinadas a otro o las difunde, causando un daño a la intimidad. El delito se llama violación de comunicaciones y su pena actual es de tres a seis años de cárcel.

Según Villalobos, si esto fue lo que pasó en el caso de Guzmán, habrá que analizar si el contenido es de interés público, lo cual validaría la divulgación.

“Yo tiendo a pensar que, aunque las manifestaciones hayan sido dadas con carácter privado, tienen un contenido público (...). Él está hablando sobre cuál es el comportamiento de sus compañeros en relación con el entrenador ”, agregó Villalobos.

PUBLICIDAD

Campos no coincidió y sostuvo que, aunque el jugador hablara en su audio sobre fútbol, “la referencia específica era sobre intimidades del equipo”.

Por su parte, el fiscal Fonseca mencionó que también existe un castigo de seis meses a un año de prisión para quien “use indebidamente” comunicaciones “sustraídas o reproducidas”.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Publicar mensajes privados puede castigarse con cárcel

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota