Sucesos

Fiscal general ordenó al OIJ secuestrar expediente médico de pequeño en Hospital de Nicoya

Pediatra denuncia grave error en atención de bebé prematuro

Actualizado el 03 de noviembre de 2014 a las 12:00 am

Al parecer, fue tratado como si hubiera completado tiempo de gestación

Menor murió el sábado; Gerencia Médica de la CCSS ordena investigación

Sucesos

Pediatra denuncia grave error en atención de bebé prematuro

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El Hospital La Anexión, en Nicoya, Guanacaste, atiende cerca de 2.000 partos al año. Cuenta con dos pediatras y dos neonatólogos. | EYLEEN VARGAS

Una neonatóloga del Hospital La Anexión, en Nicoya, Guanacaste, denunció “graves errores” de otros pediatras en la atención de un bebé que nació por cesárea de emergencia el 19 de octubre.

Según la denuncia que la doctora Hannia Ramírez presentó ante el fiscal general, Jorge Chavarría, el médico que recibió al infante no identificó que era prematuro, por lo que “se suscitaron errores” que llevaron al bebé al Hospital Nacional de Niños.

El bebé falleció antenoche, informó Rafael Ángel Guillén, abogado de la denunciante.

El miércoles, el OIJ secuestró el expediente médico del bebé en Nicoya, para que la Medicatura Forense diga si hubo o no malpraxis .

La doctora Ramírez explicó a La Nación que, desde hace algunos meses, ella fue retirada del Servicio de Pediatría por denuncias que interpuso contra su jefe.

Sin embargo, cuando se enteró de lo ocurrido con ese menor, revisó el expediente médico y decidió hacer públicas “las anomalías”.

Detalle. Según Ramírez, en el expediente se indicó que el bebé nació un domingo a las 00:15 horas, con gran peso (4.200 gramos) para la edad gestacional (35 semanas).

Añadió que el pediatra que lo recibió indicó que no tuvo el reflejo de succión y presentaba bajo nivel de azúcar, por lo que recomendó suministrarle fórmula a través de una sonda por la boca. Al día siguiente, otra pediatra lo examinó y señaló que el bebé presentaba distensión abdominal, dificultad respiratoria y picos febriles.

Traslado. Dos días después del nacimiento, el Servicio de Pediatría pidió interconsulta a una cirujana pediátrica. La especialista Hellen Jiménez dijo que el niño presentaba enterocolitis aguda necrotizante (EAN); es decir, el intestino se llenó de aire y materia fecal, porque una parte de él dejó de funcionar y comenzó a pudrirse.

“Él había estado distendido desde el lunes; vi las radiografías de ese día, le hicimos otras el martes y no me gustaron. La EAN se ve en bebés prematuros que han sufrido algún grado de asfixia perinatal o que han tenido alguna lesión durante el parto. Mi recomendación (a las 10 a. m.) fue intubarlo y trasladarlo al Hospital Nacional de Niños (HNN), porque el síntoma evolucionaba de una manera no apta para tenerlo en el Hospital de Nicoya, donde no hay unidad de cuidados intensivos neonatales ni hay anestesia pediátrica”, afirmó.

PUBLICIDAD

Jiménez asegura que, pasada la 1 p. m., se enteró de que el bebé seguía en el hospital, por lo que envió otra nota a la médica tratante para que lo trasladara, como había recomendado desde temprano.

“Llamé a la cirujana pediatra y neonatóloga del HNN para comentarle que un bebé necesitaría ser intervenido en horario de guardia; me dijo que lo iban a esperar. A las 2 p. m. me fui del hospital”, dijo.

La denunciante Ramírez detalló que el bebé fue trasladado hasta las 4 p. m., en estado crítico.

Según contó, los médicos del HNN la llamaron para reclamarle por qué no había enviado antes al bebé y ella respondió que nunca lo valoró al nacer, porque la tenían fuera del Servicio de Pediatría.

Le comunicaron, agregó, que el niño tenía la presión “por el suelo”, sangrados, fallo renal y pulmonar y le cortaron 19 centímetros de intestino delgado. “(En el Hospital de Nicoya) no identificaron que era un niño prematuro. Si pudo haber tenido asfixia neonatal, no se le puede iniciar fórmula por la vía oral, tampoco si fue prematuro. Si tenía el azúcar baja, debían ponerle un catéter, pero lo más fácil fue darle leche”, aseveró.

Silvia Carrillo, madre del bebé, acababa de salir de sala de operaciones en el Hospital México cuando atendió una llamada de este medio. Está internada allí desde el 19 de octubre debido a una infección, tras la cesárea. “A mí me interesa que mi bebé se recupere”, fue lo único que dijo en aquel momento.

María Eugenia Villalta, gerente médica de la CCSS, indicó que el viernes se ordenó una investigación preliminar para determinar si hay elementos para abrir un proceso administrativo.

Se intentó conocer la versión de los médicos del Servicio de Pediatría, pero se informó de que el director del Hospital La Anexión, Anner Angulo, les prohibió hablar sobre este caso.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Pediatra denuncia grave error en atención de bebé prematuro

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota