Sucesos

Policía sostiene que no se controla adecuadamente quién es el comprador

Líneas prepago sirven como arma para estafas y amenazas

Actualizado el 17 de marzo de 2014 a las 12:00 am

OIJ, Movistar y Claro tienen quejas sobre el uso de falsas identidades

Compañías alegan que exigen cédula a clientes y tienen controles eficaces

Sucesos

Líneas prepago sirven como arma para estafas y amenazas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El miércoles de la semana pasada, Kerlina Fallas ofrecía líneas prepago en la avenida central, a un costado de la plaza de la Cultura. Durante la mañana, hubo pocos compradores. | JOSÉ CORDERO

“¡Lleve su línea Claro, Kölbi, Movistar a ¢1.000 o a dos por ¢1.000!”.

La frase salida a todo pulmón de la boca de vendedores se expande en puntos concurridos del centro de San José.

Atrás quedaron los tiempos de largas filas para obtener una línea telefónica. Ahora, las prepago de las diferentes operadoras se distribuyen en aceras, pulperías, tiendas y puntos autorizados.

La fácil adquisición ha hecho que, en ocasiones, estas se conviertan en medios para que delincuentes cometan estafas y amenazas. Algunos malhechores, incluso usan la identidad de alguien más para obtener la línea.

Para adquirir un chip y activarlo –en el mejor de los casos–, el cliente solo debe presentar la cédula y pagar el monto respectivo.

Pero en algunos sitios ni siquiera verifican que los datos de identidad que se brindan sean efectivamente los del comprador, según dijeron a La Nación los mismos vendedores y algunos usuarios.

Esta situación preocupa a la Policía, según manifestó el director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Francisco Segura.

“El problema es que las comercializan (a través de terceros) y se pierde el control. Entonces, los delincuentes compran cinco o seis chips y con eso secuestran, extorsionan, estafan, etc.

”Luego, nosotros tenemos que probar que el teléfono lo anda determinada persona, aunque está a nombre de otra y es más complicado”, explicó el jerarca policial.

El OIJ, Claro y Movistar reconocieron que se dan quejas por usos de identidades falsas para adquirir líneas, pero no tienen contabilizados los casos.

Matías Señorán, gerente de Comunicación de Movistar, dijo que se han identificado “casos aislados”, que fueron resueltos.

La marca Kölbi, del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), informó de que no tiene reportes de ese tipo.

Según un estudio de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel), entre el 2011 y el 2012, los ingresos por telefonía prepago aumentaron un 42%. Estos son los datos más actualizados.

Medidas. En una esquina fuera de las oficinas de Correos de Costa Rica, en San José, Isabel Lara ofrece a grandes voces líneas telefónicas.

La mujer cuenta que, en su caso, siempre verifica la identidad del comprador. “Algunos, por vender, activan las líneas y no les importa a nombre de quién. Yo no”, afirma.

PUBLICIDAD

Cuando hace una venta, ella debe llamar a la operadora y brindar los datos del usuario. Lara explica que en Kölbi les dan un código de vendedor y luego debe ir a las oficinas a entregar reportes.

Los compradores también pueden llevarse los chips y activarlos ellos mismos, enviado un mensaje de texto.

Carolina Sánchez, vocera de Claro, detalló que los permisos de venta se dan a negocios y que estos tienen vendedores . “Lo que pasa es que hay personas inescrupulosas que se hacen pasar por ellos”, dijo.

Sánchez indicó que los distribuidores tiene la obligación confirmar la veracidad de la cédula.

Por su parte, Señorán (de Movistar) informó de que su marca fija procedimientos de contratación tanto con negocios como con personas físicas. El representante recomendó a los clientes comprar solo a vendedores identificados.

Señorán explicó que las líneas se activan llamando al call center y dando los datos personales.

Agregó que la compañía tiene un equipo de seguridad que detecta fraudes y coordina con las autoridades respectivas.

Entre tanto, el ICE comunicó que cuenta con 10 comercializadores autorizados, los cuales, a su vez, tienen puntos de venta y pueden enviar vendedores a las calles.

No obstante, la entidad sostuvo que las líneas solo se activan llamando al call center.

“Siempre se verifican las cédulas contra la base de datos del Registro Civil”, indicó la entidad.

“Para la venta de los servicios es requisito obligatorio presentar la cédula de identidad. Si el comercializador incumple con este requisito, es sancionado económicamente y, eventualmente, con la resolución del contrato. El ICE dispone de un área de seguridad que coordina con las autoridades para las investigaciones requeridas”, señaló.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Líneas prepago sirven como arma para estafas y amenazas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota