Sucesos

Hombre ofreció ¢20.000 a policías para ingresar ilegalmente a Costa Rica con su hermana

Actualizado el 27 de abril de 2017 a las 01:56 pm

Sucesos

Hombre ofreció ¢20.000 a policías para ingresar ilegalmente a Costa Rica con su hermana

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El hombre fue remitido a la Fiscalía de Liberia. (MSP para LN)

Un hombre de apellido Pineda y de nacionalidad nicaragüense intentó sobornar a la Policía de Fronteras para que lo dejaran ingresar junto con su hermana de manera ilegal a Costa Rica.

Según reportó el Ministerio de Seguridad Pública, los hechos ocurrieron este miércoles, cuando el sujeto le ofreció ¢20.000 a dos oficiales que patrullaban el cordón fronterizo con Nicaragua en Peñas Blancas de La Cruz, Guanacaste.

De acuerdo con el informe policial, el hombre tenía un pasaporte con la visa vencida, mientras que su pariente no portaba documentos de identidad, lo que constituye un caso de migración irregular.

Las dos personas pretendían llegar hasta San José este mismo miércoles, expresaron los policías.

Pineda fue remitido a la Fiscalía de Liberia, donde se le procesará por el delito de penalidad del corruptor. En tanto, su hermana quedó en manos de la Dirección General de Migración y Extranjería para que se proceda con la deportación.

Durante el 2017, Seguridad Pública reporta al menos seis casos de personas que han sido detenidas por intentar sobornar a la Policía.

Además, diariamente se detecta un caso de sujetos que intentan ingresar a Costa Rica en condición migratoria irregular.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Hombre ofreció ¢20.000 a policías para ingresar ilegalmente a Costa Rica con su hermana

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Eillyn Jiménez B.

eillyn.jimenez@nacion.com

Periodista

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de Las Américas. Estudiante de la Licenciatura en Comunicación de Mercadeo. Escribe sobre sociedad, transportes y sucesos.

Ver comentarios
Regresar a la nota