Sucesos

Hombre afronta causa por millonario robo a comercio en Limón

Expolicía desapareció mes y medio antes de ir a juicio

Actualizado el 05 de septiembre de 2014 a las 12:00 am

De acusado, esposa y sus dos hijas no se tienen noticias desde hace tres días

Sucesos

Expolicía desapareció mes y medio antes de ir a juicio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El lunes, un pariente encontró la vivienda de la familia con una puerta abierta. Los bienes estaban intactos. La Policía intenta ubicar un vehículo Suzuki Sidekick, color blanco, en el que supuestamente se fueron.  | ALBERT MARÍN.
ampliar
El lunes, un pariente encontró la vivienda de la familia con una puerta abierta. Los bienes estaban intactos. La Policía intenta ubicar un vehículo Suzuki Sidekick, color blanco, en el que supuestamente se fueron. | ALBERT MARÍN.

La Fiscalía confirmó ayer que el expolicía Víctor Julio Blanco Vega, quien se encuentra desaparecido junto a su familia, figura como acusado en un juicio por los delitos de robo agravado, daños, privación de libertad y portación ilícita de arma, en perjuicio de dos hombres.

Además de Blanco, en la causa también está involucrado otro sujeto, de apellido Calvo, confirmó el Ministerio Público.

El debate se iniciará el 23 de octubre en los Tribunales de Limón.

Según se logró determinar en la investigación, los sujetos habrían ingresado al centro comercial Samuel, en esa provincia, donde sustrajeron celulares, relojes y otros artículos electrónicos; todo, valorado en ¢4,5 millones.

Blanco, de 32 años, desapareció el lunes de su vivienda en Boston de Matina, junto a su esposa Shirley Andrea Angulo Fernández, de 30 años, y sus dos hijas, de año y siete meses, y de tres meses de edad.

Tras 72 horas de haber recibido la alerta, La Policía aún no tiene rastros de su paradero.

Un familiar dio aviso a las autoridades luego de llegar el lunes a la casa ya que no los habían podido localizar por teléfono. Allí encontró una puerta abierta pero no a ellos.

“No sabemos nada de ellos, no hay una pista ni una señal que nos indique dónde están. Nosotros pedimos, que, por favor, si hay alguien que los ha visto o sabe algo de ellos, que nos avise. Estamos desesperados por las dos bebés”, expresó Marisela Alonso, tía de Blanco.

Ayer, un contingente de agentes judiciales y policías peinaron la zona, en tanto Vigilancia Aérea hizo una búsqueda por aire.

“A uno le duele demasiado esto. Quisiéramos saber qué es lo que ha pasado. Por favor, digan dónde están, para saber de las chiquitas, que son inocentes y no deben nada, me preocupan demasiado”, manifestó Bienvenida Lizano, otra familiar de la pareja.

De policía a sospechoso. Blanco fue agente de la Fuerza Pública de Limón desde enero del 2001 hasta marzo del año pasado, cuando fue despedido a raíz de una investigación penal.

Su esposa Shirley también es funcionaria del Ministerio de Seguridad. Ella labora desde el 2008 para la Policía Turística de Manzanillo (Cahuita), pero estaba incapacitada por maternidad. Ese permiso se vencería el 8 de octubre.

Este helicóptero rastreó ayer  por estos   bananales.  | ALBERT MARÍN.
ampliar
Este helicóptero rastreó ayer por estos bananales. | ALBERT MARÍN.

Natán Salas, compañero de trabajo de la mujer, expresó que la conoce desde hace cinco años.

“Trabajo con ella en la unidad de la Policía Turística. Ella es una excelente compañera, es muy atenta. Si uno ocupaba un consejo, ahí estaba ella”, relató Salas.

De acuerdo con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Blanco fue investigado en el 2009 por asaltos a comercios limonenses.

El expolicía incluso descontó prisión preventiva, del 31 de octubre del 2009 al 27 de enero del 2010, en la cárcel Sandoval, Limón.

Últimos reportes. Según revisó La Nación en los perfiles de la pareja en Facebook, Blanco hizo una publicación el viernes previo a su desaparición, cuando compartió un enlace a una noticia sobre una investigación a un jerarca policial.

En el caso de Angulo, el lunes a la 1:16 p. m. ella divulgó en su muro una foto con este pensamiento: “Si mi prosperidad le da envidia, haga lo mismo que yo... trabaje”. Las autoridades indicaron que alrededor de las 6 p. m. de ese día, ella se conectó desde su celular, por última vez, a la aplicación WhatsApp.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Expolicía desapareció mes y medio antes de ir a juicio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota