Sucesos

OIJ recibió 297 denuncias entre agosto y diciembre del año pasado

Estafadores saquearon ¢1.500 millones a clientes bancarios

Actualizado el 01 de mayo de 2017 a las 12:00 am

Fraudes se dieron a través del método de llamada de compra falsa

Autoridades creen que hay varias bandas que operan desde cárceles

Sucesos

Estafadores saquearon ¢1.500 millones a clientes bancarios

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En tan solo cuatro meses, decenas de clientes bancarios fueron víctimas de estafas por un monto de ¢1.500 millones, mediante el método de la llamada telefónica para una compra falsa, conocido como la llamada tripartita.

La información fue recopilada en un informe que suministró la sección de Fraudes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) a la Comisión de Seguridad Financiera, foro presidido por Gustavo Mata, ministro de Seguridad.

De acuerdo con el informe, entre el 1° de agosto y el 31 de diciembre del 2016, la Policía Judicial recibió 297 denuncias. El monto de lo denunciado suma ¢929 millones y $998.099 (¢565 millones), detalló Roberto Méndez, representante de la seguridad privada en dicha comisión.

La llamada tripartita es una forma de estafa en la que un supuesto comprador llama a la persona que vende un bien. Le ofrece hacer una transferencia, pero minutos después lo vuelve a llamar para decirle que no pudo hacerla y ofrece la ayuda de un supuesto trabajador del banco.

Ese presunto empleado del banco solicita el número de cuenta y clave a la víctima y es así como ocurre el fraude. Para que la víctima no desconfíe, incluso le ponen un audio con una grabación similar al de la central telefónica del banco.

“El sistema del banco no es vulnerado, el vulnerado es el cliente”, dijo Méndez.

El funcionario explicó que se cree que muchos de estos estafadores actúan desde teléfonos que están en cárceles.

Timo de la llamada tripartita

Empresa estafada. Un ejemplo de este tipo de estafas ocurrió el 9 de febrero del año anterior, cuando a una empresa de venta de materiales para construcción le sacaron ¢130 millones de su cuenta.

En esa ocasión, un empleado de la compañía recibió una llamada de un sujeto que se identificó como médico. El supuesto cliente solicitó una cotización de varios materiales y posteriormente le dijo al vendedor que le haría un depósito por una suma de ¢1,6 millones.

Sin embargo, poco después, volvió a llamarlo para decirle que no se podía hacer la transferencia, por lo que iba a hacer una llamada tipo conferencia con un funcionario de un banco, quien, supuestamente, los guiaría con la transacción.

La víctima de esta estafa creyó en la llamada y le dio información como números de tarjeta y clave de la empresa. De inmediato, el empleado de la compañía recibió otra llamada, que sí era del banco, para avisarle que se estaban haciendo transacciones de grandes montos a cuentas de terceros.

Urge normativa. De acuerdo con Méndez, cuando pasan este tipo de casos, los clientes bancarios pierden el dinero, pues el banco no lo devuelve, ya que no fue error de ellos.

“Por más seguridad que un banco ponga, si el cliente da sus datos, no hay nada que se pueda hacer”.

Méndez espera que pronto sea aprobada la Adhesión al Convenio sobre Ciberdelincuencia, conocido como tratado de Budapest, un proyecto que está pendiente de aprobación en segundo debate en la Asamblea Legislativa.

Esta normativa dará un marco jurídico para procesar a personas que roban información, ya que actualmente eso no está tipificado como delito.

En una audiencia ante la Comisión de Seguridad del Congreso, el pasado 16 de febrero, el ministro Mata le manifestó a los diputados que los bancos son constantemente blanco de la ciberdelincuencia.

“El sistema bancario de este país está quebrando. Día tras día lo están penetrando las redes internacionales y le están sacando una cantidad de plata que los bancos no le dan noticia a ustedes de la realidad, por la competencia que hay entre ellos, pero el día en que los bancos nos digan exactamente cuánto son las pérdidas que tienen debido al crimen informático, ustedes se van a quedar asustados”, aseveró el ministro.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Estafadores saquearon ¢1.500 millones a clientes bancarios

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota