Sucesos

ventas a domicilio

Abogado y ‘polaco’ caen por estafas a compradoras

Actualizado el 10 de enero de 2014 a las 12:00 am

Sucesos

Abogado y ‘polaco’ caen por estafas a compradoras

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Un abogado y un vendedor de artículos casa por casa, de apellidos Chacón y Arana, respectivamente, fueron detenidos por ser sospechosos de estafar a compradoras.

Aparentemente, estos sujetos pedían a las clientas firmar documentos que luego empleaban para tratar de quitarles propiedades.

El OIJ informó de que, presuntamente, el comerciante entregaba los artículos a domicilio y le pedía a las mujeres que firmaran una letra de cambio por la deuda.

El sujeto les decía a las compradoras que el escrito era para retirar los bienes vendidos, en caso de que ellas incumplieran con el pago durante dos meses.

Sin embargo, aparentemente, los documentos comprometían las propiedades de las mujeres.

Según la Policía, el comerciante no se presentaba a cobrar, por lo que las mujeres quedaban con la deuda pendiente. Posteriormente, el abogado llevaba las letras de cambio ante un juzgado para reclamar las propiedades.

“La entidad judicial, al percatarse de que había varios procesos presentados por el mismo abogado y sin parte demandante, decidió que los ofendidos fueran citados directamente y no mediante el abogado”, comunicó el OIJ.

Los hombres fueron capturados ayer en sus viviendas, en Tibás y Moravia, por agentes de la sección de Fraudes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

De acuerdo con el OIJ, los individuos son responsables de un perjuicio financiero de ¢25 millones.

Entre las afectadas hay tres vecinas de Alajuelita (en San José) y dos en Puntarenas. Una de ellas, incluso, ya había sido desalojada de su vivienda.

El Organismo de Investigación Judicial también allanó la vivienda de otros dos sospechosos en Barrio Luján y en Rohrmoser.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Abogado y ‘polaco’ caen por estafas a compradoras

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota