Por: Carlos Arguedas C. 3 septiembre, 2012
 El 31 de mayo mataron a la testigo Xinia Gómez, en Cartago.
El 31 de mayo mataron a la testigo Xinia Gómez, en Cartago.

El Ministerio de Seguridad Pública, en un intento por reducir los homicidios, restringió la renovación de los permisos de portación de armas de fuego para aquellas personas que tienen antecedentes delictivos.

Así lo afirmó el viceministro del ramo, Celso Gamboa, quien agregó que la medida se empezó a aplicar desde los primeros días de este año.

“Mandé una directriz para que no se renovaran los permisos a personas pasadas por violencia doméstica, por delitos contra la propiedad, por narcotráfico; para precisamente desarmar a este grupo de personas que muestra una mayor tendencia a la utilización de armas de fuego y cuyo resultado son los homicidios”, explicó Gamboa.

El funcionario agregó que el jueves pasado le notificaron que una persona se sintió afectada e interpuso un recurso ante la Sala Constitucional. “Le dieron curso. Estoy pendiente de lo que me va a decir la Sala. Estoy claro en que el portar armas no es un derecho, es una concesión, y el Estado puede determinar a qué personas se lo otorga. Si la Sala nos da la razón, vamos a reducir la población armada” afirmó.

Según el director interino del OIJ, Francisco Segura, no debería haber permisos para portar armas de fuego. “Si se eliminan las armas , se reduce el 80% de los homicidios” , dijo.