Por: Carlos Arguedas C. 5 abril, 2012
 Juan de Dios Monge salvó un oso en San Carlos. | BOMBEROS P/LN
Juan de Dios Monge salvó un oso en San Carlos. | BOMBEROS P/LN

El rescate de osos perezosos es desde hace dos años el nuevo desvelo que tiene el Cuerpo de Bomberos.

Datos proporcionados por la entidad revelaron que durante el 2011 atendieron 327 llamados para salvar un perezoso que estaba en el tendido eléctrico o un árbol cerca de alguna vivienda. Este año, en los tres primeros meses ya hubo 133 llamadas.

Héctor Chaves, director de los Bomberos, dijo que la mayoría de casos se presentan en el Caribe y la zona norte.

“Es una franja que viene desde el sur de Limón, pasa por Sarapiquí, San Carlos, Upala, Los Chiles, Guatuso y llega al norte de Guanacaste”, explicó.

Agregó que en el caso de los perezosos, no se trata de un animal agresivo con los seres humanos, pero requiere mucho cuidado porque tiende a agarrar a las personas con las uñas y causar lesiones.

Chaves dijo que hay una importante cantidad de alertas porque los animales resultaron electrocutados. Una vez rescatados, los perezosos son llevados a un albergue.

Etiquetado como: