El Príncipe de la Paz era emblema del cantón y desde 1980 estaba en lo alto de la cima

Por: Hugo Solano 2 junio, 2015
Cuando los bomberos terminaron su labor solo la base de concreto y unos hierros retorcidos quedaron en el lugar.
Cuando los bomberos terminaron su labor solo la base de concreto y unos hierros retorcidos quedaron en el lugar.

Un rayo que cayó este martes antes de las 5:30 p. m. en San Rafael Norte de Pérez Zeledón acabó con el Cristo Redentor, imagen ubicada en la enorme piedra que está al ingreso de ese cantón cuando se viaja desde San José.

En Pérez Zeledón se le conoce como el Príncipe de la Paz y fue construido en fibra de vidrio con una altura de 12 metros. Está ubicado a 1.370 metros sobre el nivel del mar y a unos 100 metros de alto desde la Interamericana sur.

La imagen se inauguró el 23 de noviembre de 1980 y ahora solo quedan los recuerdos de ese monumento que estuvo por más 35 años en la entrada del Valle de El General.

Al final de la tarde la imagen del Cristo humeante consternó a los generaleños y poco después se confirmó que un rayo cayó en la estructura de fibra de vidrio cuya base es de hierro.
Al final de la tarde la imagen del Cristo humeante consternó a los generaleños y poco después se confirmó que un rayo cayó en la estructura de fibra de vidrio cuya base es de hierro.

De acuerdo con Rafael Badilla, encargado de la estación de Bomberos de Pérez Zeledón, a las 5:30 p. m. recibieron la alerta que inicialmente era de fuego en un charral, pero conforme los bomberos llegaban al sitio se despejaba la incógnita y los vecinos afirmaban que un rayo había caído.

La fibra de vidrio cayó al zacate que la rodea y las llamaradas eran de la combustión generada por ese material y no por la maleza, que estaba verde y húmeda, dijo Badilla.

En la zona comenzó a llover a eso de las 4 p. m. y una rayería acompañó la lluvia. Uno de los rayos cayó en lo alto del cerro y provocó el fuego.

Los bomberos tuvieron que extinguir las llamas con herramientas de mano como palas, con las que lanzaban tierra al material incandescente. A las 6:21 p. m. estaba controlada la emergencia, pero del Cristo solo quedó la base de hierro sobre la piedra.

En el pueblo la consternación es grande por lo ocurrido, ya que era una imagen muy querida.

"Era un símbolo del cantón y se veía de todo lado. Va a ser triste pasar y no verlo. El año pasado se le puso iluminación y por eso de noche también llamaba mucho la atención", dijo Leo Vega, vecino de General Viejo.

Varios reflectores al pie de la estructura lanzaban los rayos de luz hacia la imagen blanca, por lo que el reflejo se podía observar desde muchos kilómetros a lo lejos.

Vega añadió que el 18 de julio será el Día Nacional de la Juventud en ese cantón y el material alusivo para la actividad de la Iglesia católica que reúne a 17.000 jóvenes de todo el país tiene como imagen al Cristo Redentor, el cual ya no estará.

Información actualizada a las 9:11 p. m.