Policía de Heredia fue alertada, pero al llegar al templo los delincuentes habían huido

Por: Hugo Solano 14 febrero, 2016

Desconocidos intentaron robar este domingo en la iglesia de la Inmaculada Concepción, en el centro de Heredia, y profanaron el sagrario.

La jefa regional de la Fuerza Pública en esa ciudad, Katia Chavarría, confirmó que durante la madrugada personal de ese templo católico les alertó sobre un intento de robo en esa iglesia colonial.

"Cuando la Fuerza Pública llegó al templo, constató que hubo un intento de robo", afirmó. Además, sostuvo que los sujetos no forzaron la puerta principal e ingresaron por otro lado.

El párroco Fernando Vílchez Campos comunicó por medio del Facebook de la parroquia que desconocidos se introdujeron al templo parroquial y, aunque no lograron llevarse nada, profanaron el Sagrario, sitio donde se colocan las hostias consagradas, que para los católicos son el cuerpo de Cristo.

La misa de 6 a. m. fue suspendida, luego de que al abrir el templo, a eso de las 5 a. m. se detectó la profanación.
La misa de 6 a. m. fue suspendida, luego de que al abrir el templo, a eso de las 5 a. m. se detectó la profanación.

El sacerdote comentó qu cuando se abrieron las puerta de la iglesia, los delincuentes aún estaban allí. Al llegar la Policia, huyeron por los techos.

El arzobispo de San José, José Rafael Quirós, fue notificado sobre el hechp y con su venia se realizó un rito de reconciliación, purificación y desagravio antes de iniciar la misa de las 9 a. m. Ese tipo de purificaciones, conocidas también como actos de desagravios, se realizan ante las profanaciones.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó este domingo que no se ha recibido ninguna denuncia sobre este caso.

En el 2014, delincuentes entraron a la Iglesia de Las Juntas de Abangares. Sustrajeron el sagrario y profanaron las hostias consagradas. El obispo Vittorino Girardi tuvo que realizar un acto de desagravio en esa ocasión.

De igual manera, en ese año la iglesia colonial en Santa Cruz de Guanacaste fue visitada por desconocidos que no la profanaron, pero volcaron la imagen del santo patrono, el Cristo Negro de Esquipulas.