6 junio, 2013
 Los agentes hallaron en la casa del sujeto una pistola. | OIJ PARA LA NACIÓN.
Los agentes hallaron en la casa del sujeto una pistola. | OIJ PARA LA NACIÓN.

El Juzgado Penal de San José dictó ayer seis meses de prisión preventiva contra un sospechoso de matar a dos hombres.

El imputado, de apellido Rivas, fue capturado en un operativo, el pasado jueves, en Ipís de Goicoechea, San José.

El sospechoso está vinculado con dos homicidios; el primero ocurrió en noviembre del 2012, hacia las 5:30 p. m., en una carnicería en el centro de San José.

La Policía Judicial informó de que, al parecer, Rivas ingresó al establecimiento y le disparó en la cabeza al comerciante, identificado como Carlos Blackwood Cerdas, lo que le causó la muerte.

En el momento del crimen, Blackwood se encontraba en compañía de su esposa y dos trabajadores.

Por matar a Blackwood, el detenido habría recibido ¢10 millones.

El segundo asesinato que se le atribuye a Rivas tuvo lugar el jueves 23 de mayo de este año, a las 11:30 a. m., en La Capri de Desamparados, San José.

Las autoridades manifestaron que la víctima, de apellido Fernández, se encontraba en las afueras de su vivienda cuando, presuntamente, Rivas le salió al paso y le disparó en, al menos, siete ocasiones y luego huyó del lugar.

Según las investigaciones, el móvil de este homicidio habría sido la negativa de Fernández a comprarle a Rivas un celular.

Luego de escapar de La Capri, el sospechoso, días después, hizo varios disparos en un barrio.

Al verificar el tipo de casquillos, el OIJ comprobó que eran del mismo calibre que el de los hallados cerca del cuerpo de Fernández.

Entre las evidencias encontradas en la casa del gatillero figura una pistola de 9 milímetros.