Por: Carlos Arguedas C. 27 noviembre, 2012
 Terencio Cortés protestó ayer frente a la Casa Presidencial. | LUIS NAVARRO
Terencio Cortés protestó ayer frente a la Casa Presidencial. | LUIS NAVARRO

Una delegación de 40 campesinos que mantienen un conflicto por una finca en Medio Queso de Los Chiles, Alajuela, pidió ayer al Gobierno la compra de esa propiedad para que sea distribuida entre los agricultores.

La gestión la hicieron pública durante una protesta que realizaron ayer frente a la Casa Presidencial, en Zapote, San José.

Yesenia Barraza Orozco, presidenta del Comité de Lucha por Tierras de Medio Queso, dijo que el objetivo era hablar con la presidenta de la República, Laura Chinchilla, para que agilice un plan de adquisición de la tierra y distribuirla entre las 132 familias que la trabajan desde hace dos años.

Anoche, una delegación de los campesinos se reunió con Rolando González, presidente del Instituto de Desarrollo Rural (Inder), y acordaron volver a dialogar el 5 de diciembre. La finca en disputa se llama Naranjales Holandeses, y tiene una extensión de 420 hectáreas.

Además de las 132 familias, la reclama el empresario Elmer Varela, quien alega tener un derecho de posesión y ha gestionado siete desalojos administrativos.

Héctor Monestel, abogado de los campesinos, dijo que la protesta también es para solicitarle al ministro de Seguridad, Mario Zamora, que vigile las relaciones que tiene la Fuerza Pública destacada en la zona con los guardas privados del finquero Varela.

Esto, porque el viernes anterior trascendió una grabación anónima en que, presuntamente, el subjefe de la Fuerza Pública de Los Chiles, de apellido Sanabria, ordenó dispararles en la cabeza a campesinos y precaristas, alegando legítima defensa. Este hecho es investigado por la Fiscalía.