29 septiembre, 2012
 El fiscal Tony Vargas leyó la acusación en el juicio. | FREDDY PARRALES GN
El fiscal Tony Vargas leyó la acusación en el juicio. | FREDDY PARRALES GN

Ciudad Neily, Corredores. Dos policletos de la Fuerza Pública declararon ayer en un juicio haber observado cuando un agente del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) de Panamá, abusaba sexualmente de un menor en una acera de la Escuela Líder, de Paso Canoas.

El testimonio lo brindaron al iniciarse un debate en el Tribunal de Flagrancias de Corredores, durante el cual se juzga a un ciudadano panameño de apellido Ortiz por el delito de abuso sexual.

El hecho habría ocurrido el domingo 16 de setiembre y, al parecer, fue observado por los policías Isidro Villegas y Víctor Sánchez, quienes detuvieron al imputado.

Los testigos dijeron que cuando detuvieron a Ortiz este les dijo que era agente del Senafront y que les daría dinero para que lo dejaran en libertad. Sánchez dijo que ellos no aceptaron y lo llevaron al puesto policial de Paso Canoas.

Agregaron en el debate que incluso en el camino intentó darse a la fuga, pero con dos compañeros más lograron detenerlo.

Rechaza cargo. El sospechoso de apellido Ortiz, quien declaró tras escuchar la acusación del fiscal, Tony Vargas, dijo: “La acusación del fiscal es falsa, nada es cierto”.

Luego explicó que se encontraba en Paso Canoas junto a su madre pues iban a comprar materiales de construcción, pero al no concretar la compra su madre se marchó.

Precisó que en ese momento llegó el niño, quien le pidió unas monedas. Agregó que, en primera instancia, se negó, pero luego le entregó un billete de un dólar.

Los jueces Vinicio Castillo, Yarmila Ulate y Eladio Sánchez suspendieron la audiencia para continuarla el lunes a las 8 a. m.