Fabián Herrera Ramírez y Carlos Prado Portuguez se encuentran en recuperación en el Hospital Calderón Guardia

 20 febrero, 2015
Un enfrentamiento entre oficiales de la Fuerza Pública y dos sospechosos de cometer asaltos dejó un individuo de apellido Ledezma muerto, dos oficiales de apellidos Herrera y Prado, heridos de bala y otro, implicado de apellido Carmona detenido. En el hecho se produjo a las 6 a. m. en Santa Cecilia de Curridabat, San José. Durante el operativo, la policía utilizó a una perra llamada Lyra que fue la encargada de localizar al implicado que se había dado a la fuga y se había refugiado en una matorral.
Un enfrentamiento entre oficiales de la Fuerza Pública y dos sospechosos de cometer asaltos dejó un individuo de apellido Ledezma muerto, dos oficiales de apellidos Herrera y Prado, heridos de bala y otro, implicado de apellido Carmona detenido. En el hecho se produjo a las 6 a. m. en Santa Cecilia de Curridabat, San José. Durante el operativo, la policía utilizó a una perra llamada Lyra que fue la encargada de localizar al implicado que se había dado a la fuga y se había refugiado en una matorral.

Los dos policías que fueron heridos de bala este jueves en Santa Cecilia de Curridabat, San José, se encuentran en condición estable, según informó la oficina de prensa del Hospital Calderón Guardia, lugar donde están internados.

Los oficiales identificados como Fabián Herrera Ramírez y Carlos Prado Portuguez fueron operados ayer de emergencia.

El percance ocurrió cuando dos individuos, ambos de 22 años y con amplio historial delictivo atacaron a balazos a los policías. Uno de los presuntos asaltantes falleció en el lugar.

La alerta se produjo cuando varias llamadas ingresaron al 9-1-1 para informar que unos motociclistas asaltaban a los peatones en la carretera que une Curridabat con el cruce a Tirrases.

Herrera, de 23 años y vecino de Oreamuno de Cartago, ingresó a la Fuerza Pública el 16 de noviembre de 2010. El policía resultó herido luego de que uno de los presuntos asaltantes forcejeara con él.

Al parecer el mismo sujeto le disparó en el pecho a Prado de 26 años, vecino de Aserrí, y quien tiene ocho años de trabajar en el Ministerio de Seguridad.