Individuo investigado luego de que usó el teléfono celular robado a la víctima

Por: Hugo Solano C. 25 abril, 2016
Además de las autoridades, un grupo de taxistas llegó a Tacacorí, para asegurarse de que no escapara el sospechoso de asesinar al taxista Eduardo Guzmán.
Además de las autoridades, un grupo de taxistas llegó a Tacacorí, para asegurarse de que no escapara el sospechoso de asesinar al taxista Eduardo Guzmán.

La Policía judicial interrogó la mañana de este lunes en Tacacorí de Alajuela a un hombre que poseía el teléfono celular del taxista Eduardo Guzmán Agüero, de 29 años, quien fue baleado en la cabeza la noche del sábado y falleció horas después en el Hospital México.

El hombre, de unos 24 años, fue interceptado frente a su casa, diagonal al bar y taberna El Diamante, donde llegaron autoridades judiciales, municipales y la Fuerza Pública, así como un grupo de taxistas.

El sospechoso, cuya identidad no trasciende aún, pues no está detenido, se disponía a irse a vivir a otra zona y tenía todas sus pertenencias en un vehiculo.

La acción policial se debió a que el sospechoso usó el teléfono del taxista asesinado.

Según comentaron familiares de Guzmán, a ellos les extrañó que el número continuaba activo e incluso habían recibido llamadas de este teléfono.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) investiga cómo llegó el celular del taxista a manos del vecino de Tacacorí y está tras la pista de los asaltantes.

La semana pasada tres taxistas fueron asesinados con arma de fuego, dos de ellos en Limón y uno en Alajuela.

En ninguno de los casos se tiene personas detenidas por esos hechos de sangre.

Noticia actualizada a las2:45 p. m. con datos del OIJ.