Los detenidos transportaban a siete nicaraguenses en dos vehículos

 3 marzo, 2013

Dos hombres fueron detenidos antenoche pues las autoridades los consideran sospechosos de dedicarse al tráfico de personas en el sector fronterizo norte.

La captura ocurrió durante un operativo que llevó a cabo la Policía de Migración, en coordinación con la Fuerza Pública y la Fiscalía de Liberia.

Los sujetos fueron detenidos tras una persecución en el sector conocido como La Lava, entre La Cruz y Liberia, Guanacaste.

Las autoridades migratorias los identificaron como de apellidos Leitón y Guevara.

Freddy Montero Mora, titular a.í. de la Dirección General de Migración y Extranjería, declaró que la aprehensión fue el resultado de una pesquisa que principió semanas atrás.

“Los traficantes cobraban entre $100 y $400 por persona. Primero albergaban a varias personas y luego las trasladaban en vehículos para burlar los retenes policiales que usualmente operan en diversos puntos de la provincia de Guanacaste”, agregó Montero.

La investigación comenzó gracias a informaciones confidenciales que alertaron a las autoridades en relación con un grupo de individuos que traficaba personas extranjeras desde Peñas Blancas hacia el interior del país.

Captura. El avance de la pesquisa permitió a la Policía conocer que el viernes en la noche se produciría un posible trasiego de personas.

El director interino de Migración informó de que la captura tuvo lugar después de una persecución policial e intercambio de disparos, ya que los sospechosos, al percatarse de la presencia policial, emprendieron la fuga en dos vehículos, a gran velocidad.

“Se logró detener a dos sospechosos y a siete extranjeros traficados (sic) quienes quedaron a la orden del Ministerio Público de Liberia”, puntualizó el funcionario.

Las siete personas que pretendían internarse en suelo nacional son hombres mayores de edad, nicaraguenses.

Montero confirmó que en el momento de la persecución dos hombres más huyeron del sitio y se presume que podrían formar parte de una banda dedicada a traficar con personas.

Las autoridades aseveraron que los dos sospechosos y la posible banda tiene sus operaciones en la zona fronteriza norte, específicamente en La Cruz.

Ambos coyotes permanecen a la orden del Juzgado Penal dela ciudad de Liberia.