Hecho originó fuerte despliegue pues se temió de una retención o asalto

Por: Carlos Arguedas C. 27 septiembre, 2012
 Cerca de 20 agentes de diferentes delegaciones de San José fueron enviados a la León XIII, Tibás, para que colaboraran en las labores de búsqueda del policía supuestamente desaparecido. | ALONSO TENORIO
Cerca de 20 agentes de diferentes delegaciones de San José fueron enviados a la León XIII, Tibás, para que colaboraran en las labores de búsqueda del policía supuestamente desaparecido. | ALONSO TENORIO

Un oficial de la Fuerza Pública que desapareció mientras trabajaba en un retén en la ciudadela León XIII, de Tibás, regresó al lugar cinco horas después sin el uniforme ni el arma de reglamento.

El agente, de apellido Serrano y 30 años, alegó que había sido asaltado, pero no presentaba señales de golpes y, debido a que, además, entró en contradicciones, el Ministerio de Seguridad Pública anunció que se le abrirá un proceso penal por simulación de delito.

Este hecho se inició ayer a las 3:30 a. m., cuando el policía fue a hacer una necesidad fisiológica y no regresó. La situación alertó a los compañeros pues se temió que lo hubieran asaltado o lo retuvieran delincuentes de la zona.

Debido a que pasaban las horas y no aparecía, fueron desplazados al lugar cerca de 20 oficiales de la Fuerza Pública y seis radiopatrullas que iniciaron un recorrido por las diversas calles de la León XIII.

Empero, Serrano apareció a las 8:30 a. m. con ropa de civil.

Tanto el viceministro de Seguridad, Celso Gamboa, como el subdirector de la Fuerza Pública, Pablo Bertozzi, dijeron que el oficial desde ese momento brindó declaraciones diferentes e incoherentes.

Gamboa afirmó que por esa razón se prepara toda la documentación para denunciarlo ante la Fiscalía por simulación de delito.

Agregó que es muy probable que Serrano estuviera bajo los efectos de alguna sustancia que podría ser droga o alcohol, y dijo que, al parecer, interactuó con otras personas de una manera incorrecta durante las horas laborales.

Bertozzi detalló que Serrano pertenece a la Delegación Policial de Desamparados y que la noche del martes fue enviado a Tibás para que reforzara el trabajo en los retenes de ingreso a León XIII.