28 DE ESTOS ANIMALES FUERON SACRIFICADOS

 16 marzo, 2013

San José (Redacción). Oficiales de la Policía de Control Fiscal (PCF) decomisó ayer 68 tepezcuintles que iban a ser vendidos en un bar de Guápiles.

Los animales fueron encontrados en un cautiverio ilegal en la parte trasera de unas cabinas de un bar.

Miguel Aguilar, funcionario del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) dijo de que detrás de las cabinas, un hombre de apellido Brenes mantenía camuflado un redondel donde engordaba los animales para la venta.

En el sitio además de los 40 animales que estaban con vida, encontraron 28 más que estaban muertos y refrigerados en una especie de cabina, listos para la venta.

En el mercado la carne de este animal tiene un valor desde ¢10 mil a ¢12 mil el kilo.