Autoridades allanaron clínica donde realizaba las intervenciones en Curridabat

Por: Hugo Solano 20 mayo, 2015

La Fiscalía adjunta de San José ordenó este miércoles la detención de un hombre de apellido Vargas, como sospechoso de ejercer ilegalmente la profesión de médico.

Cinco mujeres denunciaron la situación al notar que el tratamiento aplicado no generó los resultados esperados y al enterarse después de que Vargas no era profesional en Medicina.

La Fiscalía adjunta de San José, ubicada en los Tribunales de Goicoechea, lleva a cargo la investigación./Foto con fines ilustrativos.
La Fiscalía adjunta de San José, ubicada en los Tribunales de Goicoechea, lleva a cargo la investigación./Foto con fines ilustrativos.

Las autoridades judiciales allanaron una clínica en Curridabat, donde presuntamente el imputado se hacía pasar por médico y aplicaba a sus pacientes tratamientos estéticos y a eliminar grasa de zonas específicas, dice un comunicado de prensa del Ministerio Público.

De acuerdo con la denuncia presentada este año por el Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica, Vargas no se encuentra inscrito como médico, cirujano ni tampoco está autorizado para ejercer en ninguna de las ramas afines a la Medicina.

Según la investigación, Vargas anunciaba sus servicios por la red social Facebook, donde indicaba ser especialista en Medicina. Brindaba servicios como mesoterapia, "slim láser" y gluteoplastia, tendientes a mejorar la apariencia del cuerpo.

En la casa del imputado fiscales y agentes de la Policía Judicial decomisaron una lista de clientes, dos computadoras y tres "tablets". En la clínica se incautaron de instrumentos médicos para inyectar la sustancia usada en mesoterapias, así como dos cajas de ese medicamento usado y vídeos grabados al momento en que Vargas trataba a las pacientes.

El detenido permanecerá esta noche en celdas del Poder Judicial y será indagado mañana jueves. Posteriormente, la Fiscalía definirá las medidas cautelares a solicitar.