Autoridades presumen que regresaban de una gallera cercana

Por: Hugo Solano 4 mayo, 2015
Los tres gallos quedaron a la orden del Senasa.
Los tres gallos quedaron a la orden del Senasa.

Tres gallos de pelea y 24 espuelas fueron decomisadas por la Fuerza Pública este fin de semana a un sujeto que al parecer regresaba de una gallera en los alrededores del aeropuerto Juan Santamaría.

Los animales quedaron decomisados y en manos del Servicio Nacional de Sanidad Animal (Senasa) que en estos casos procede a sacrificarlos, debido a que son muy agresivos y a veces presentan enfermedades.

La ubicación de los gallos fue en un control de carreteras donde autoridades del Ministerio de Seguridad Pública detectaron que eran trasportados en un automóvil.

Estos instrumentos causan lesiones que muchas veces producen heridas letales a los animales.
Estos instrumentos causan lesiones que muchas veces producen heridas letales a los animales.

El año pasado la Policía irrumpió en una gallera donde más de 1.000 personas hacían apuestas y se divertían con estas actividades en las que muchas veces alguno de los gallos queda sin vida en el lugar.

En otro vehículo, que acompañaba al del individuo que portaba los gallos, fue detenido el chofer por conducción temeraria, ya que la prueba de alcohol superó el límite permitido con 0.74 miligramos de alcohol por litro de sangre.

Los oficiales de la Policía Aeroportuaria interceptaron los dos carros y detuvieron a los conductores de apellidos Bolaños y Laguna. El primero de ellos tiene 21 años y era el que iba con los gallos y las espuelas.

El caso quedó a la orden del Ministerio Público,