Sucesos

20% de todos los debates penales se cancela por estas causas

Ausencias y fugas obligan a suspender 2.000 juicios al año

Actualizado el 06 de septiembre de 2014 a las 12:00 am

Casos se dan porque no llegan juez, defensor, ofendido u otros

Cada audiencia que no se hace cuesta ¢600.000 o más en salarios

Sucesos

Ausencias y fugas obligan a suspender 2.000 juicios al año

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Cada año, se convocan 12.781 debates en promedio, pero solo se celebra el 67%. La imagen es ilustrativa del Tribunal Penal de Goicoechea. | ARCHIVO.

La mitad de los juicios penales que se suspenden cada año en el Poder Judicial se debe a las ausencias de las partes al debate o a las fugas de los imputados.

Así consta en estadísticas del Departamento de Planificación del Poder Judicial, del 2011 al 2013, analizadas por La Nación .

Los tribunales penales de todo el país convocaron 12.781 debates en promedio, cada año, pero solo se celebraron 8.573 (67%) y se cancelaron 4.208 (33%).

De los señalamientos que no se hicieron en ese periodo, el Poder Judicial registró que el 51% (2.146) se debió a la ausencia del defensor público o privado, juez, ofendido, testigo, fiscal, procurador, querellante, representante del actor civil o porque el imputado se fugó.

El resto se canceló porque hubo un choque de agendas, no se citó a las partes, no se nombró al juez, no se trasladó al reo, se llegó a un acuerdo u otras razones.

Leve baja. Milena Conejo, integrante del Consejo Superior del Poder Judicial, aseguró que han implementado una serie de buenas prácticas para contrarrestar las suspensiones de los debates.

De hecho, los números reflejan una reducción del 6% del 2013 con respecto al 2012, al bajar de 4.416 a 4.156 suspensiones.

Para Conejo, el impacto económico y de tiempo, al suspender un debate, es muy alto.

Por ejemplo, si para hoy estaba convocado un juicio con tribunal colegiado, fiscal y defensor, pero no se realizó, el gasto en salarios totales es de más de ¢600.000. En términos generales, si cada año se suspenden 4.000 debates, esto equivale a ¢240 millones.

Por otro lado, las partes deben esperar meses, incluso años, para que haya un nuevo espacio en la agenda y el tribunal reprograme la audiencia.

Si bien la tercera parte de las suspensiones de juicios es atribuible al Poder Judicial, la mayoría se debe a factores externos. Según dijo Conejo, en los despachos implementaron la agenda única para evitar choques y se debe contactar a las partes un mes antes de la fecha del juicio para conocer si asistirán.

También, sostuvo que han tomado acciones disciplinarias cuando detectan responsabilidad de los funcionarios judiciales en esas suspensiones.

A pesar de que un 2% del total de debates se suspende por ausencia del defensor público, Conejo explicó que ellos tienen una sobrecarga de casos que deben atender y, a veces, los mismos tribunales convocan varios señalamientos a la vez a un mismo defensor y estos no pueden ser reemplazados por cualquier otro, pues se violentaría el principio de defensa.

infografia
  • Comparta este artículo
Sucesos

Ausencias y fugas obligan a suspender 2.000 juicios al año

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota