Sucesos

Medicatura forense sepultó 31 cuerpos abandonados en la morgue

Actualizado el 13 de noviembre de 2014 a las 06:45 pm

Cadáveres de hombres, mujeres, niños y hasta un feto, pasaron de una fría cámara a reposar bajo tierra

Sucesos

Medicatura forense sepultó 31 cuerpos abandonados en la morgue

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
A las 8:45 a. m. de este jueves los encargados de la Medicatura Forense procedían a sepultar los cadáveres. La gran mayoría son de adultos y adultos mayores. (Luis Navarro)

Un total de 31 cuerpos, uno de ellos el de un feto, quedaron sepultados la mañana de este jueves, luego de permanecer varios meses en las cámaras de refrigeración de la Medicatura Forense, en San Joaquín de Flores, sin que nadie los reclamara.

Luego de una breve ceremonia religiosa ante los cuerpos en la Morgue, los vehículos que los transportarían se acercaron y,  uno a uno,  fueron cargados los ataúdes de madera rústica que llevaban mayoritariamente un número, ya que muchos de los cadáveres son de personas desconocidas.

En una mañana fresca los vehículos llegaron hasta el cementerio Calvo, en las inmediaciones de la municipalidad de San José, donde ya estaban listas las fosas en medio de la tierra y los cadáveres quedaron sepultados.

Mayoría son desconocidos. Cada vez que el cuerpo de una persona no identificada llega a la morgue, la sección de Patología  coordina con la unidad de Delitos Varios para tratar de ubicar a familiares o conocidos.

Primero se investigan los casos de desapariciones para ver si las características coinciden.

Cuando las condiciones del cuerpo lo permiten se toman huellas dactilares para cotejarlas con los archivos del OIJ y determinar si por esa vía se puede identificar a la persona.

Si se logra ubicar a los familiares se establece comunicación para conocer si van a retirar el cuerpo o no.

Antes de proceder a enterrarlos, se publica en un diario nacional la lista de los cuerpos que no han sido retirados, a efecto de dar a conocer a los familiares o  interesados que se procederá a inhumarlos.

Cuando es un cadáver no identificado, se ingresa a la morgue con las características de identificación como color del cabello, de la piel, ojos, tamaño, tatuajes, cicatrices y otras para cotejar con interesados que hagan consultas al respecto. La procedencia también se anota y se les ponen las letras XX.

Los forenses están considerando implementar a futuro una página en Internet con las características y, de ser posible, las fotografías de las personas desconocidas, como un mecanismo adicional de reconocimiento.

En los últimos cinco años se han enterrado 233 cuerpos.

PUBLICIDAD

Donaciones a universidades.  El procedimiento de donación de cadáveres y órganos  a las instituciones de estudio, sean estatales o privadas, está regulado por un reglamento.

Las universidades solo han solicitado 11 donaciones de cuerpos para el aprendizaje de los estudiantes de medicina durante los últimos seis años. 

En el 2009 la Ucimed pidió cinco y al año siguiente tres. En el 2011 no hubo donaciones, en el 2012 la Unibe recibió un cuerpo en donación y el año pasado se donaron dos a la Universidad de Costa Rica. Este año no se han registrado donaciones.

Colaboró la periodista Hulda Miranda

  • Comparta este artículo
Sucesos

Medicatura forense sepultó 31 cuerpos abandonados en la morgue

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hugo Solano

hsolano@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.

Ver comentarios
Regresar a la nota