Sucesos

Lucha diaria por ganar espacio y respeto

Actualizado el 20 de diciembre de 2013 a las 12:00 am

Sucesos

Lucha diaria por ganar espacio y respeto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El ganar un espacio o un poco de respeto dentro de la prisión es una lucha diaria y violenta para los internos del Centro de Formación Juvenil Zurquí (Santo Domingo, Heredia) y para los del Centro de Atención Especial al Adulto Joven (Alajuela).

Un ejemplo de es situación ocurrió en noviembre, cuando un muchacho de 17 años recibió una paliza por parte de otros cinco reclusos en la cárcel Zurquí.

Además, los mismos jóvenes relatan las agresiones y las autoridades las incluyen en los diversos informes.

“La totalidad de estos módulos (en Zurquí) enfrenta problemas de sobrepoblación, generando disputas por el espacio, bienes y acceso a los servicios. Además, existe limitación de todos sus derechos fundamentales como la salud, comunicación, educación, acceso al trabajo y recreación”, indica un documento de la magistrada de la Sala Tercera, Doris Arias.

El análisis resalta que el centro para adultos jóvenes (de 18 a 21 años), ubicado en San Rafael de Alajuela, “se encuentra en su capacidad máxima desde el año 2010, enfrentando problemas de hacinamiento, carencia de suficiente personal administrativo, técnico y de seguridad”.

Precisamente, el tratamiento técnico es uno de los aspectos que más preocupa a las autoridades penitenciarias.

En el centro Zurquí, por ejemplo, 190 presos deben ser atendidos por un trabajador social, tres psicólogas, un criminólogo, un orientador, un educador, una promotora cultural y una abogada.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Lucha diaria por ganar espacio y respeto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota