Sucesos

Hombre armado lleva más de 23 horas atrincherado en su vivienda en Tibás

Actualizado el 06 de mayo de 2014 a las 07:13 am

El hombre se escondió este lunes en ese lugar, cerca de las 11 a. m., luego de huir tras herir con un arma de fuego a un nicaragüense

Sucesos

Hombre armado lleva más de 23 horas atrincherado en su vivienda en Tibás

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El lugar se encuentra acordonado. (Alonso Tenorio)

Un hombre armado lleva más de 23 horas atrincherado en su vivienda en barrio Linda Vista de Tibás.

El hombre se escondió este lunes en ese lugar, cerca de las 11 a. m., luego de huir tras herir con un arma de fuego a un nicaragüense, de apellidos Ramírez Moya, de 47 años, quien trabajaba en una construcción.

El constructor fue trasladado en condición delicada al Hospital México, donde quedó internado.

Juan Carlos Arias, subdirector regional de la Fuerza Pública de San José, dijo que la unidad negociadora le ha insistido una y otra vez al sujeto para que se entregue, sin embargo, la respuesta ha sido negativa.

"En la vivienda no hay ninguna persona con él. Se presume que lleva consigo más de un arma. La negociación se mantiene activa y va a continuar pero si no hay respuesta positiva, el Organismo de Investigación Judicial va a tener que valorar si ingresa con el equipo de choque", explicó Arias.

El lugar se mantiene acordonado. Arias dijo que han sido muchas horas de negociación y mucha utilización de recursos de la Fuerza Pública, Cruz Roja y Bomberos.

Arias dijo que hay mucha tensión entre los vecinos de lo que pueda ocurrir.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Hombre armado lleva más de 23 horas atrincherado en su vivienda en Tibás

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Daniela Cerdas E.

daniela.cerdas@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección de Sociedad y Servicios. Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina. Escribre sobre vivienda, trabajo, municipalidades, Iglesia, niñez y diversidad sexual.

Ver comentarios
Regresar a la nota