Sucesos

Convenio entre Poder Judicial y CCSS permite uso de instalaciones hospitalarias para autopsias

Guanacastecos esperan menos para despedir a sus muertos

Actualizado el 20 de octubre de 2013 a las 12:00 am

El OIJ creó nueva unidad de Patología para atender toda la provincia del norte Desde abril que inició el acuerdo, personal especializado suma unas 97 autopsias

Sucesos

Guanacastecos esperan menos para despedir a sus muertos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

A Wenceslao Hernández le tiembla el pulso. Este hombre, de bigote blanco y paso lento, tiene 90 años. En su mano lleva una foto arrugada en la que aparece con su esposa, María Rita Aguirre, a quien conoció hace 68 años.

Se toparon entre “bailongos”; él vino de Nicaragua y ella llegó de Puntarenas. Se fueron a vivir juntos desde 1950 a una pequeña casa en la comunidad de San Blas, en Sardinal de Carrillo, Guanacaste.

“Si ella no fuera tan guapa, no hubiésemos estado juntos tanto tiempo”, exclama, mientras dirige su mirada al techo como buscándola... Ella murió dos días antes y don Wenceslao se ve dolido.

Doña María Rita Aguirre, de 96 años, murió el domingo pasado debido a una infección. Un médico forense le hizo la autopsia ese día en el Hospital de Liberia. Sus familiares retiraron el cuerpo pocas horas después. En la imagen, el esposo de doña María Rita, Wenceslao Hernández; Natividad Hernández (hija, de pie) y Norma Pizarro (sentada), prima de la fallecida.  | MAYELA LÓPEZ
ampliar
Doña María Rita Aguirre, de 96 años, murió el domingo pasado debido a una infección. Un médico forense le hizo la autopsia ese día en el Hospital de Liberia. Sus familiares retiraron el cuerpo pocas horas después. En la imagen, el esposo de doña María Rita, Wenceslao Hernández; Natividad Hernández (hija, de pie) y Norma Pizarro (sentada), prima de la fallecida. | MAYELA LÓPEZ

Un resbalón en el patio de su casa le causó una fractura en el fémur derecho a la anciana de 96 años, el miércoles antepasado. Mientras estaba internada en el Hospital Enrique Baltodano de Liberia, a la espera de una cirugía, la señora murió el domingo anterior al mediodía debido a una infección.

Como hubo un accidente de por medio, su cuerpo fue sometido a una autopsia médico-legal.

“Una prima mía les dijo a los médicos que cómo era posible que nos la dieran hasta el martes, si nosotros somos pobres y no podíamos traerla desde la morgue en Heredia”, expresó Natividad Hernández, hija del matrimonio.

Sin embargo, para suerte de la familia –y de la mayoría de guanacastecos– ahora deben esperar menos tiempo para despedir a sus muertos.

Proyecto. Desde hace seis meses, el Hospital de Liberia presta al Poder Judicial su sala del Servicio de Patología para que personal del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) realice autopsias médico-legales. Así los guanacastecos no deben ir hasta San Joaquín de Flores.

Gracias a eso, cerca de las 7 p. m. del mismo domingo, a Natividad Hernández ya le habían entregado el cuerpo de su madre y la pudieron enterrar el día siguiente.

El doctor Raúl Bonilla, jefe de Medicina Legal del OIJ, explicó que en febrero del 2011 se firmó un convenio entre el Poder Judicial y la Caja Costarricense de Seguro Social que les permite a los médicos forenses judiciales utilizar las instalaciones de la Caja fuera de la Gran Área Metropolitana para realizar este tipo de autopsisas.

PUBLICIDAD

El plan se puso en marcha desde el 15 de abril en el Hospital de Liberia, donde los fallecidos por accidentes de tránsito, homicidios con arma blanca u otras agresiones, muertes súbitas y suicidios, son examinados por un forense del OIJ en ese centro médico, sin necesidad de trasladarlos hasta Heredia.

La nueva Unidad de Patología del OIJ en Guanacaste está conformada por un especialista forense, una técnica en disección y una auxiliar, quienes se encargan de las jurisdicciones de Liberia, Cañas, Nicoya y Santa Cruz (que a la vez abarcan otros cantones).

En los primeros seis meses han realizado 97 autopsias. Todos los implementos requeridos para cumplir los procedimientos son suministrados por el Poder Judicial.

El médico forense tiene una oficina en la delegación del OIJ de Liberia, donde prepara informes que ingresan al sistema automatizado de Medicina Legal.

El doctor Bonilla consideró el proyecto como un “éxito” por el ahorro de tiempo y dinero para la institución y las familias.

“Estamos evitando traslados de los cuerpos hasta la Morgue Judicial en Heredia, lo que implicaba atrasos de hasta dos días para retirarlos”, destacó el médico.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Guanacastecos esperan menos para despedir a sus muertos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota