Funcionario usó obra de defensora pública para su tesis y hacerse abogado

Por: Carlos Arguedas C. 17 enero, 2013

El Consejo Superior del Poder Judicial favoreció con una beca a España y una ayuda económica de $1.000 al juez Roy Barboza Blanco, condenado por plagiar un libro al elaborar su tesis para obtener el título de abogado.

El hecho consta en el artículo 41 de la sesión del Consejo Superior del 11 de diciembre del 2012.

Según el acuerdo, el juez Roy Barboza, junto con otros dos funcionarios, fueron escogidos para participar entre el 14 y el 30 de enero del 2013 en un curso de especialización en Derecho en la Universidad de Salamanca, España.

A los funcionarios se les concedió permiso con goce de salario.

No fue posible ayer contactar al juez pues está en España.

Antecedente. Barboza, quien se desempeña en el Tribunal de Flagrancias de Limón, plagió el libro Delitos sexuales, aumento de las penas y su eficacia punitiva –publicado en 1999– en su tesis, la cual presentó en el año 2000 para obtener el título de abogado. Así lo ratificó el 11 de mayo del 2012 el Juzgado Civil y de Trabajo de Desamparados.

Esa sentencia de primera instancia fue confirmada y ampliada por el Tribunal Segundo Civil de San José el 20 de julio pasado, al ratificar el plagio y ordenar “retirar todos los ejemplares de la tesis”.

Asimismo, condenó a Barboza a pagar ¢2 millones por concepto de daño moral a favor de la autora del libro, Maribel Gutiérrez Villalobos, quien trabaja como defensora pública en el Poder Judicial.

El juez, por medio del abogado Fernando Montero Piña, presentó el 7 de setiembre un recurso de casación ante la Sala Primera de la Corte Suprema de Justicia en que pide se anule la condena por daño moral y el retiro de la tesis.

Montero dijo ayer que por impedimento legal, ya que está pendiente de resolverse el recurso de casación, no podía referirse al tema.

Empero, en la impugnación, de la cual tiene copia La Nación , solo se cuestiona la condena por daño moral y el retiro de la tesis, no el tema del plagio, que está firme.

Explicación. La magistrada Zarella Villanueva Monge, en su condición de vicepresidenta de la Corte e integrante del Consejo Superior, dijo: “Al Consejo Superior le corresponde únicamente otorgar el permiso sin goce o con goce de salario, y los beneficios previamente acordados. No realiza el procedimiento de selección”.

Agregó que el acuerdo se adoptó porque se acogió una recomendación que hizo el Consejo de Personal del Poder Judicial.

En tanto, Francisco Arroyo Meléndez, director de Gestión Humana, comunicó : “El Consejo de Personal no tuvo conocimiento de si existe algún proceso judicial en trámite o con sentencia firme a nombre del señor Barboza Blanco, por lo que la selección descansó en otros criterios (antiguedad, si ha tenido becas, lugar donde labora)”.

Mientras que Maribel Gutiérrez, autora del libro, manifestó: “La noticia me toma por sorpresa y me decepciona. Me parece indebido que a una persona que se le ha comprobado una conducta ilícita constitutiva de plagio se le premie otorgándole una beca con recursos económicos públicos”.