Por: Katherine Chaves R. 28 diciembre, 2012

El padrastro de un niño de dos años que murió tras recibir una golpiza en diciembre del 2011 en San Rafael, Alajuela, irá 30 años a prisión.

Así lo dictó el Tribunal Penal de Alajuela en contra del hombre, de apellido Albán.

La sentencia se dio la semana pasada, luego de un juicio oral y público por el delito de homicidio calificado.

El juez dijo que, mientras queda en firme la sentencia, el imputado deberá pasar seis meses en prisión preventiva.

El hecho que se juzgó ocurrió el 12 de diciembre del año anterior, cuando el mismo padrastro fue quien llamó al 9-1-1 para pedir una ambulancia debido a que, según dijo, el niño se cayó de la cuna.

Los paramédicos llegaron al lugar y notaron que el pequeño tenía un golpe muy fuerte en la cabeza. Lo trasladaron hasta el hospital San Rafael, de Alajuela. Empero, por la gravedad del caso, el menor fue llevado al Hospital Nacional de Niños (HNN).

A pesar de los esfuerzos realizados, el pequeño falleció la mañana del 14 de diciembre del 2011 en ese centro médico josefino. Horas después de su deceso, el padrastro del niño fue detenido en las instalaciones del HNN por ser el principal sospechoso de la agresión.

Etiquetado como: