Por: Carlos Arguedas C. 10 mayo, 2013

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) presentó ayer un recurso de amparo y otro de hábeas corpus a favor de 126 presos que están en este momento en celdas judiciales de todo el país.

Francisco Segura Montero, director del OIJ, dijo que las acciones las plantearon, pues, desde hace 13 días, el Ministerio de Justicia no recibe a los detenidos, que permanecen en condiciones infrahumanas.

“En nuestras celdas no se cumple con las condiciones adecuadas para permanecer más de un día. Se vulneran los derechos que los privados de libertad tienen, tales como visita conyugal y de parientes, camas para dormir, condiciones de esparcimiento o para realizar ejercicios, acceso a luz solar, adecuadas facilidades de ventilación, y privacidad para ir al servicio sanitario, entre otros”, mencionó.

Agregó que, incluso, en la delegación de Ciudad Neily, cantón de Corredores, mantienen a una persona, que está herida, en una situación que no es la recomendada.

Fernando Ferraro, ministro de Justicia, admitió que no pueden aceptar a los detenidos al ritmo que los pasa el OIJ, por la crisis de sobrepoblación en las cárceles.

“Lo que pasa es que nosotros tenemos seis centros cerrados por orden de jueces de Ejecución de la Pena. Estamos atrapados en una situación que se origina en el mismo Poder Judicial”, agregó.

Ferraro explicó que, al tener seis centros cerrados, no tienen margen para maniobrar e ir trasladando reos de un centro a otro.

El ministro señaló que en el pasado ocurrió algo parecido y, en esa oportunidad, la Sala IV les ordenó recibir a los presos. “Es una cuestión de jerarquía. Nosotros tendríamos que obedecer la decisión de los magistrados”, concluyó.

El Ministerio de Justicia manifestó que, por el momento, no puede admitir nuevos reos en las prisiones de San Sebastián, Pococí, Limón, Cartago, Pérez Zeledón y Puntarenas.

Etiquetado como: