Sobrina del sujeto dice que militares entraron al país y se llevaron a su pariente

Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 21 diciembre, 2015
Los agentes de la Policía Judicial fueron este lunes a conversar con allegados y vecinos del costarricense Marcos Centeno, quien supuestamente está detenido en Nicaragua. | CARLOS HERNÁNDEZ.
Los agentes de la Policía Judicial fueron este lunes a conversar con allegados y vecinos del costarricense Marcos Centeno, quien supuestamente está detenido en Nicaragua. | CARLOS HERNÁNDEZ.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) indaga si miembros del Ejército de Nicaragua invadieron territorio costarricense para detener a un nacional, identificado como Marcos Antonio Centeno Reyes, de 44 años.

De acuerdo con la información preliminar que tiene esa Policía, Centeno tiene una causa en el país vecino por el delito de contrabando de ganado.

Según la versión que familiares dieron a La Nación, el viernes al mediodía, el hombre estaba cerca de su casa, en la comunidad La Trocha en Los Chiles, en la región fronteriza, conversando con unos vecinos.

Supuestamente, en cierto momento se dio una discusión entre ticos y extranjeros de la zona y Centeno intervino.

Al parecer, en ese momento, aparecieron militares nicaragüenses y le dijeron a Centeno que se fuera con ellos porque había una “orden superior”.

No obstante, él se negó y, aparentemente, se lo llevaron por la fuerza.

El OIJ comunicó la tarde del lunes que los agentes estaban indagando en qué punto exacto ocurrieron los hechos, para determinar si hubo o no violación a la sobería nacional.

Hasta el cierre de la edición, aseguraron no tener un informe listo todavía.

No obstante, los parientes afirman que la aprehensión por parte de los militares se hizo en territorio costarricense, a unos 20 metros de la frontera. Ellos aseguran que su familiar está encarcelado en Nicaragua.

La Cancillería, por su parte, indicó que estaba a la espera del informe policial para determinar si se debía tomar alguna acción.

Supuesta violencia. La Policía Judicial informó de que la alerta de lo que sucedía llegó por parte de la Fuerza Pública.

Juan José Andrade, director de ese cuerpo policial, comentó que los datos fueron suministrados por vecinos de manera “informal” y, que por ello, se puso en conocimiento al OIJ.

Lidia Reyes Sandoval, prima del costarricense, quien reside con la madre de este, afirmó quelos militares jalaron a Centeno del cabello para obligarlo a ir.

Añadió que primero se lo llevaron a un puesto policial cerca de la frontera y que el sábado, lo trasladaron amarrado a una comunidad llamada Boca de Sábalo, a la orilla del río San Juan.

La familiar también dijo que ahora, el tico está en una cárcel en San Carlos, en el departamento Río San Juan de Nicaragua.

Los vecinos de la zona resaltaron que el puesto de la Fuerza Pública de La Trocha está cerrado desde hace varios meses.

Sin embargo, Andrade argumentó qe hubo un “cambio de estrategia de patrullaje”.

El jefe policial manifestó que se hizo una inversión de infraestructura en la localidad de Cuatro Esquinas, a 10 minutos de la trocha fronteriza y que desde ahí se coordinan patrullajes.

El director agregó que además se mantiene comunicación con los ganaderos de la zona.

Etiquetado como: