Por: Mario Guevara 12 noviembre, 2013

Un hombre de apellido Ramírez fue detenido ayer por la Fiscalía de Heredia por, supuestamente, estafar a varias personas con la venta de vehículos.

De acuerdo con las denuncias de las víctimas, el individuo ofrecía sus servicios como importador de autos y pedía dinero adelantado para traer los carros. Las personas elegían un vehículo y entregaban el dinero a Ramírez.

No obstante, cuando consultaban en las aduanas y almacenes fiscales, les informaban de que no existían los carros, por los cuales habían girado el dinero.

En uno de los casos, un comprador recibió un auto chocado y con características diferentes a las acordadas.

Los afectados pagaron, por adelantado, sumas que oscilan entre los ¢500.000 y los ¢11 millones.

Según la Fiscalía, el sospechoso habría obtenido ganancias por más de ¢61 millones.

Ramírez fue detenido en un allanamiento a su casa, en el centro de la ciudad de Heredia.

La Policía también ingresó al taller del acusado, en el cantón de Barva de Heredia, y decomisó evidencias claves.

La Fiscalía de Heredia solicitó, ayer en la tarde, tres meses de prisión preventiva contra Ramírez.

Etiquetado como: