5 abril, 2013

Siquirrres. Una producción de más de 1.300 matas de marihuana fue decomisada ayer por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), en conjunto con las autoridades ambientales y del Servicio Nacional de Guardacostas.

Las plantas se encontraban en una finca ubicada en Boca de Parismina, en Siquirres, Limón. En esa propiedad había un rancho y otras dos estructuras tipo galerón.

A poca distancia, los agentes encontraron tres viveros.

En total, los oficiales decomisaron 860 matas sembradas en recipientes y 450 plantas que estaban siendo secadas con un sistema de luces y ventilación.

El trabajo para eliminar esa producción se realizó desde la mañana del miércoles y hasta la madrugada del jueves, según informaron las autoridades.

Para llegar hasta la zona donde estaba la plantación, los oficiales recorrieron dos horas en la lancha y cuatro horas caminando.

Durante el operativo no se hallaron personas en el sitio, por lo que no hubo detenciones.

Los agentes también hallaron más de 6.000 semillas de marihuana, 12 municiones de arma AK-47 y dos romanas digitales.

La Policía Judicial comunicó que la labor de incautación se realizó luego de recibir información confidencial que alertó sobre un cultivo ilegal en la zona.

La entidad indicó que las investigaciones continúan para determinar quiénes son los dueños de la producción.

Cara siembra. Según indicaron los agentes judiciales, en esa localidad no hay luz eléctrica, por lo que el sistema utilizado para la producción resultaba muy costoso.

Los oficiales dijeron que se encontraron plantas de generación eléctrica con las que se alimentaban cinco abanicos que, a su vez, eran usados para secar las plantas.

Además, se empleaban lámparas con luces de neón, especiales para las plantas.

La Policía informó de que las matas decomisadas serían destruidas posteriormente.