Víctima fue un mexicano abordado a su llegada al país el 11 de abril

Por: Hugo Solano 18 abril, 2015
Momento en que autoridades judiciales capturan al sospechoso en la urbanización Brasilia, Alajuela, poco después del mediodía.
Momento en que autoridades judiciales capturan al sospechoso en la urbanización Brasilia, Alajuela, poco después del mediodía.
En las cercanías del Cuerpo de Bomberos de Coronado tuvo lugar este allanamiento, en la casa del sospechoso.
En las cercanías del Cuerpo de Bomberos de Coronado tuvo lugar este allanamiento, en la casa del sospechoso.

Un mexicano de 55 años, que fue secuestrado el sábado pasado a su llegada al aeropuerto Juan Santamaría, fue liberado anoche por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) que hoy allanaron cuatro sitios y detuvieron a los sospechosos.

La liberación del empresario mexicano, de apellido Oporta, fue la noche de este viernes en las afueras de una vivienda en el caserío El Erizo, Alajuela, donde al parecer lo tenían oculto.

Los agentes de Delitos Varios del OIJ aprovecharon que el grupo ordenó trasladar a la víctima a otra vivienda y fue ahí cuando los agentes capturaron a un nicaragüense de 36 años, de apellido Alvarado, el cual tenía bajo su custodia al empresario.

En la investigación del OIJ se determinó que Alvarado era parte de un grupo que opera en nuestro país el cual, aparentemente, se encarga de traer extranjeros bajo el engaño de inversiones y financiamiento con intereses atractivos.

Lo anterior motivó a profesionales e inversionistas a visitar nuestro país donde los sospechosos eran abordados en el aeropuerto y trasladados en vehículos de la organización criminal.

Cuando ingresaban al vehículo, uno de los cuales fue decomisado, los extranjeros eran amenazados con arma de fuego y los obligaban a brindar contactos de familiares en su país. Acto seguido venía la exigencia de dinero a cambio de la libertad de sus parientes.

En el caso de Oporta, su familia empezó a recibir llamadas solicitando en primera instancia $50.000 por su rescate. Esa familia acudió a las autoridades mexicanas que coordinaron con la Policía de nuestro país para ubicar a la víctima.

Este sábado cayó en Coronado un costarricense de 40 años, de apellidos Smith Hernández, como sospechoso de integrar la célula secuestradora, y paralelamente se desarrolló un operativo en la urbanización Brasilia en Alajuela, donde cayó otro sospechoso de apellidos Wallace Reynolds.

Los tres tenían antecedentes policiales por delitos como homicidio, robo agravado, extorsión y robo simple.

La Fiscalía de Alajuela se hizo cargo del caso y solicitará al Juzgado medidas cautelares contra los tres imputados.

Mientras tanto, el OIJ sigue con las pesquisas pues no se desctarta la participación de otras personas en estos delitos.

Además de las viviendas de Coronado y Alajuela, allanadas este sábado, la Policía incursionó en otra ubicada en Tres Ríos, cantón de La Unión, donde llevaron a la víctima luego de su llegada del aeropuerto.

En los cuatro lugares allanados se localizó evidencia importante para la investigación como pertenencias del mexicano y teléfonos celulares.