Policía rescató a dos jovencitas de 14 y 15 años que estaban en situación de riesgo en ese local

Por: Hugo Solano 3 noviembre, 2015
Una moto y gran cantidad de droga fue decomisada en ese pequeño poblado rodeado de fincas piñeras y bananeras, al noreste de Puerto Viejo.
Una moto y gran cantidad de droga fue decomisada en ese pequeño poblado rodeado de fincas piñeras y bananeras, al noreste de Puerto Viejo.

Dos allanamientos realizados por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en Zapote y Colonia San José, en Sarapiquí, permitieron la captura de un joven de 20 años quien es sospechoso del delito de agresión con arma de fuego y de narcotráfico.

El detenido, de apellido Meneses, habría disparado en julio de este año contra un sujeto de apellido Neyra en la vía pública de Colonia San José, localidad ubicada unos 18 kilómetros al norte de Puerto Viejo. Pese a que Meneses realizó varios disparos, no pudo agredir a su contrincante.

Este martes, las 4:30 a. m., los agentes del OIJ allanaron el bar Picapiedra y una vivienda en esas localidades ubicados al noreste de Puerto Viejo.

Una menor que había sido reportada como desaparecida en esa zona rural de Sarapiquí, fue encontrada por la Policía dentro del bar allanado, junto a otra menor.
Una menor que había sido reportada como desaparecida en esa zona rural de Sarapiquí, fue encontrada por la Policía dentro del bar allanado, junto a otra menor.

En el bar se detuvo a Meneses, quien estaba acompañado de una menor de 15 años, la cual había sido reportada por su familia como desaparecida desde el martes 27 de octubre, en esa misma comunidad rural de Sarapiquí.

En el bar también había otra menor de 14 años. Las dos jóvenes quedaron en manos de personal de Patronato Nacional de la Infancia (PANI), ya que se desconocen las condiciones en que llegaron a ese sitio.

En los allanamientos se decomisó una motocicleta, marihuana, cocaína y unas 300 piedras de crack, además de otra evidencia importante que relaciona al detenido con el tráfico de drogas.

En la casa de Meneses, situada a 20 kilómetros del bar, los oficiales detuvieron a un hombre de unos 45 años, apellidado Jarquín. Aunque no tenía relación con el tiroteo, tenía una orden de captura por los Tribunales de Juicio de Sarapiquí por el delito de hurto.

Ambos sujetos quedaron en el Ministerio Público para continuar con su proceso judicial.