Estafas alcanzan casi ¢2 millones

Por: Hugo Solano 19 junio, 2013
 Los estafadores dictan códigos a los comerciantes para recargar teléfonos sin la cancelación respectiva. | ARCHIVO.
Los estafadores dictan códigos a los comerciantes para recargar teléfonos sin la cancelación respectiva. | ARCHIVO.

San José (Redacción). El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) alerta a comerciantes distribuidores de recargas telefónicas por la acción de timadores que vía telefónica les piden digitar códigos y estafarlos.

Las estafas llegan casi a los ¢2 millones y se reportan tanto en San José, como en otras provincias.

Según las autoridades judiciales, el comerciante recibe una llamada telefónica de un hombre que se identifica como funcionario de un banco estatal y le indica que el motivo de la llamada es para mejorar el funcionamiento del sistema electrónico.

Acto seguido les piden digitar una serie de códigos en la página de recargas telefónicas e indican que si por error se genera algún débito, se les estará reembolsando de inmediato.

Al finalizar las indicaciones por parte del supuesto funcionario, el personal del comercio se percata de que fueron víctimas de una estafa, por cuanto los códigos dictados por el sujeto, resultaron ser montos destinados a recargar líneas telefónicas celulares.

El OIJ recuerda que las entidades bancarias no atienden reportes de problemas en el sistema de recargas vía telefónica, pues envían a un ejecutivo y un técnico en sistemas al sitio para atender la situación personalmente.