Les decomisaron el producto y los pasaron a la Fiscalía de Flagrancia

Por: Hugo Solano 23 septiembre, 2015

El Servicio Nacional de Guardacostas capturó dos lanchas que se encontraban pescando en un área protegida al norte de Flamingo de Santa Cruz, Guanacaste.

Pescaban carnada viva frente al estero de Palmares, dentro del perímetro de un área declarada como protegida por el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca).

Las áreas protegidas buscan perpetuar la reproducción de las especies mediante una veda permanente a la pesca. Faenar dentro de ellas está prohibido.
Las áreas protegidas buscan perpetuar la reproducción de las especies mediante una veda permanente a la pesca. Faenar dentro de ellas está prohibido.

En total fueron decomisados 180 peces de la especie denominada ojona, los cuales son los utilizados para carnada viva, además de ocho ejemplares de dorado, un pez vela y un marlin rosado.

Una de las embarcaciones es de nombre Liby, matrícula GP-1235 e iba al mando de un nicaragüense residente de apellido Potoy, al cual lo acompañaban dos costarricenses de apellidos Traña y Pérez.

La otra nave se llama Almirante William -matrícula PG-5016- cuyo capitán es un hombre de apellido Castillo, que viajaba con dos pescadores de apellidos Chamorro y Obando.

Los oficiales del Guardacostas solicitaron la dirección funcional de la fiscal de turno de Liberia, la cual indicó detener a las tripulaciones de las lanchas y presentarlas a la Fiscalía de Flagrancia de esa ciudad, dice un comunicado del Ministerio de Seguridad.

Se ordenó dejar las naves en manos de sus dueños -en calidad de depositarios judiciales- así como decomisar el producto de la pesca y entregárselo a Incopesca.

Etiquetado como: