Para el resto del país, con excepción del Caribe, rige la alerta verde o informativa

Por: Rebeca Madrigal, Hugo Solano 23 octubre
Keneth Esquivel Rojas, estudiante universitario, se protegía de la lluvia con un paraguas a las 4:30 p. m. de este lunes en San Isidro de El General. Para martes y miércoles el IMN espera lluvias más fuertes en esa región.
Keneth Esquivel Rojas, estudiante universitario, se protegía de la lluvia con un paraguas a las 4:30 p. m. de este lunes en San Isidro de El General. Para martes y miércoles el IMN espera lluvias más fuertes en esa región.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) elevó de informativa a preventiva (de verde a amarilla) la alerta para ocho cantones del Valle Central, debido a las fuertes lluvias que podrían presentarse a partir de este martes en el país, producto de un sistema de baja presión que se desarrolló en el Caribe.

Los cantones son Acosta, Aserrí, Puriscal, Turrubares, Dota, Tarrazú, León Cortés y Desamparados, los cuales ya tuvieron afectación por las lluvias que provocó la tormenta Nate hace más de dos semanas.

Alertas por sistema de baja presión que se sentiría en el país el martes y miércoles.
Alertas por sistema de baja presión que se sentiría en el país el martes y miércoles.

Se mantienen en alerta amarilla el Pacífico norte, central y sur; y en alerta verde el Valle Central (excepto los cantones antes mencionados) y la zona norte del país, que desde este domingo tienen esa condición.

Un sistema de baja presión es un disturbio que produce inestabilidad atmosférica al facilitar el desarrollo de nubes que a su vez, fomentan las lluvias.

En este tipo de fenómenos, los vientos circulan en sentido contrario a las manecillas del reloj y están cargados de humedad. Ambas condiciones, mezcladas con el calor del suelo y la temperatura ambiental provocan el desarrollo de nubes cada vez más intensa y peligrosas, explicó Juan Carlos Fallas, director del IMN.

La preocupación del IMN y la CNE es que los cantones declarados en alerta presentan suelos saturados de agua, dijo el director del IMN, en conferencia de prensa de este lunes al mediodía. Enfatizó que la zona sur (Corredores, Osa, Golfito, Coto Brus) es la más propensa a inundaciones.

Añadió que, en otras circunstancias, la afectación que se espera sería menos gravosa, pero debido a los montos de lluvia caídos desde meses atrás en la mayor parte del país, calificó como peligrosos los efectos que pueda tener el temporal.

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) espera que los efectos prevalezcan hasta el miércoles y conforme se mueva el sistema se informará si se extienden las alertas y en cuales zonas.

Entre el martes a las 9 a. m. y el miércoles a las 9 a. m. se estiman acumulados de lluvia entre 100 y 150 litros por metro cuadrado en el Pacífico sur y en un rango de 75 a 100 en el Pacífico central y norte.

En ese mismo periodo, en la zona norte, los montos de lluvia estarán entre 80-120 litros por metro cuadrado y en el Valle Central y montañas del Caribe se tendrán montos de lluvia menos fuertes que pueden ser de 30 a 70 litros por metro cuadrado.

Se espera que la influencia del sistema de baja presión también cause fuerte oleaje en las zonas costeras, por lo que se advierte a bañistas y capitanes de embarcaciones pequeñas.

A inicios de este mes, el desastre ocasionado por Nate dejó como resultado 14 personas fallecidas y millonarios gastos en atención de infraestructura.

Hasta este lunes, la CNE sigue con 600 personas que permanecen en 32 albergues en todo el país como damnificados por la tormeta tropical.

Aunque el nuevo disturbio atmosférico está en el Caribe, la afectación por lluvias recae en el Pacífico, por lo que Limón es la única provincia que queda sin alertas, pues ahí no se prevén aguaceros fuertes.

Cierre preventivo

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes anunció este lunes a las 5 p. m. el cierre preventivo de la Interamericana sur, entre La Georgina y Pérez Zeledón, por inestabilidad en puntos en los cuales han quitado derrumbes.

Lo anterior, para garantizar la seguridad a los conductores en horas de la noche. Se espera la apertura para este martes a primera hora, previa inspección por parte de los ingenieros del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) y la Policía de Tránsito.