Sucesos

Las nuevas armas deben hacer prueba de balística

Actualizado el 21 de abril de 2013 a las 12:00 am

Sucesos

Las nuevas armas deben hacer prueba de balística

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Cuando se dispara un arma, en el plomo quedan calcadas las estrías y en el casquillo el golpe de percutor. Todas las marcas son distintas. | ARCHIVO LN.
ampliar
Cuando se dispara un arma, en el plomo quedan calcadas las estrías y en el casquillo el golpe de percutor. Todas las marcas son distintas. | ARCHIVO LN.

El proyecto de reforma a la Ley de Armas establece la obligación de que las nuevas armas sean sometidas a una prueba de balística.

Esa exigencia también está incluida en la actual legislación, pero se dejó de aplicar desde el 6 de octubre de 1992, porque no se tenía la capacidad para realizarla.

Según el artículo 64 de la reforma, para matricular cualquier arma es requisito presentar el examen de balística, que debe realizar el Laboratorio de Ciencias Forenses del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Igual requisito deberá cumplirse con armas ya matriculadas que sean traspasadas.

Francisco Segura Montero, director del OIJ, consideró de “suma importancia” implementar el examen, por considerar que ayudará a resolver los delitos con armas de fuego, cuya cifra es alta.

Empero, Segura advirtió que en este momento no existe la capacidad técnica ni humana, como tampoco la infraestructura para realizarla.

“La nueva legislación debería, aparejado a esa obligación, de darnos los recursos que se necesitan”, externó.

El jefe del OIJ dijo que incluso el personal de Balística le hizo la advertencia de que ellos no podían asumir el registro porque “excedía en mucho la capacidad técnica y humana de la sección”.

¿Para qué sirve? Francisco Segura dijo que la prueba a la que hace referencia la iniciativa en discusión consiste en tener en un archivo digital con las características de cada una de las armas.

Agregó que eso se obtiene, cuando la pistola, el revólver o un rifle se dispara.

Con cada arma, explicó, se harán tres disparos en un tanque de agua o espuma para sostener el plomo y se rescatará el casquillo.

La razón es que en la parte interna del cañón de cada arma existen rasgos específicos llamados estrías, necesarios para que la bala salga dando vueltas en forma helicoidal (de hélice). En caso de que cañón no tenga estrías saldría dando tumbos y caería.

Las estrías, que pueden ser hacia la derecha o hacia la izquierda, quedan calcadas en el plomo de la bala. Cada cañón es diferente y por esos las marcas son distintas.

Con el plomo es posible identificar el arma a la que pertenece. Además, se recupera el casquillo que también tienen marcas únicas, producto de la percusión.

PUBLICIDAD

La información obtenida, añadió Segura, se introduce al Sistema Integrado de Identificación Balística (IBIS por sus siglas en inglés).

El IBIS es una herramienta tecnológica que sirve para comparar plomos y casquillos recuperados en una escena de un crimen, con las armas registradas.

“Para mí, es muy importante ese registro. Va a significar más trabajo y costo, pero para mí no es costo, es una inversión”, dijo.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Las nuevas armas deben hacer prueba de balística

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Carlos Arguedas C.

carguedasc@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

Ver comentarios
Regresar a la nota