Por: David Delgado C. 2 noviembre, 2012
 El OIJ realizó un allanamiento en Moravia. | WÍLBERTH HERNÁNDEZ
El OIJ realizó un allanamiento en Moravia. | WÍLBERTH HERNÁNDEZ

Un sujeto de 25 años, su hermana (de 28) y la madre de ambos, quienes fueron detenidos anteayer por agentes de la Sección de Robos y Hurtos del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), quedaron libres en menos de 24 horas.

La Fiscalía informó de que no se solicitaron medidas cautelares contra los sospechosos, debido a que no existían elementos de prueba suficientes para fundamentar ante el Juzgado Penal de Goicoechea la imposición de prisión preventiva u otras decisiones.

Los imputados son dos hermanos de apellido Salazar, y la madre de ambos, apellidada Brenes, de 45 años. Ellos fueron detenidos tras varios allanamientos realizados en Tierra Blanca de Cartago y San Vicente de Moravia, San José.

De acuerdo con las autoridades judiciales, los tres participaron en el robo de joyas de una mujer de 50 años de edad y de origen oriental, vecina de Moravia, quien fue novia del imputado Salazar.

Durante el registro de las casas de los sospechosos, los oficiales decomisaron teléfonos celulares y otras evidencias.

El asalto se produjo a la vivienda de la ofendida la noche del 2 de junio de este año. De acuerdo con el reporte de la Policía, esa vez, alrededor de las 7 p. m., ella viajaba junto con su pareja (Salazar) en su auto, marca Hyundai Tucson, por el sector de barrio México.

En ese momento, unos hombres que iban en dos vehículos los interceptaron, y uno de ellos se subió al auto de la ofendida y amenazó a ambos con un arma de fuego.

Posteriormente, los obligó a dirigirse a la casa de la mujer, de donde se llevaron ¢200 millones entre joyas y dinero. Luego, el delincuente huyó con los otros cómplices.