Por: Carlos Arguedas C. 8 octubre, 2012
 Alexis Vargas Vargas se mostró extrañado porque el nivel del pozo de agua subió sin haber llovido. | LUIS NAVARRO.
Alexis Vargas Vargas se mostró extrañado porque el nivel del pozo de agua subió sin haber llovido. | LUIS NAVARRO.

Delta Costa Rica, Sarapiquí. “Aquí los temblores se han sentido muy fuertes y nos tienen asustados, pero no ha habido consecuencias. Bueno, lo único es que los pozos de aguas elevaron el nivel”, expresó Olga Retana, quien vive en Delta Costa Rica, donde más se han percibido los sismos.

Una situación similar le sucedió a Alexis Vargas Vargas, quien poco después del 22 de setiembre salió de su casa en Delta Costa Rica para realizar unas diligencias en Heredia y al regresar, el lunes 1.° de octubre, se encontró que el pozo de agua “se trepó mucho”.

“Vea, yo lo mido con el mecate. Cuando salí lo tenía como de seis metros y ahora el balde toca el agua y me sobra mecate (como metro y medio)”.

Este hecho, que para los vecinos es inusual, ocurre no obstante que en la zona norte había llovido muy poco. “Hasta hoy (miércoles anterior) es que está lloviendo, pero esto estaba sequísimo”, dijo Retana.

Lepolt Linkimer, de la RSN, indicó que sería difícil establecer una relación directa entre los sismos y el cambio de nivel de los pozos. “La recarga de acuíferos puede ocurrir en zonas distantes a los pozos aunque estén con días sin llover” .

Edwin Segura Retama, otro vecino de Delta, declaró que los temblores se oyen como un “bombazo” y son “movimientos muy cortitos”. Según vecinos, los sismos también se han sentido en San Juan del Norte, Nicaragua.