10 marzo, 2013

Batán. Un niño de 2 años murió ahogado ayer en la Clínica de Batán, en Limón, tras caer en un tanque séptico.

Los hechos se dieron a eso de la 1 p. m. en la localidad de Zent Nuevo de Matina en la casa del menor, la cual está en construcción. Al parecer, la madre del pequeño lo perdió de vista brevemente mientras lavaba. Cuando salió a buscarlo, lo encontró en el hueco, el cual estaba lleno de agua empozada.

La mujer llamó de inmediato a la Cruz Roja; sin embargo, cuando los paramédicos llegaron al sitio, el menor tenía signos vitales muy débiles y entró en paro cardiorrespiratorio. Pocos minutos después falleció en la clínica.