Por: Carlos Arguedas C. 6 febrero, 2013

Un menor afectado por la explosión de gas en una soda de Alajuela dejó el lunes la Unidad de Cuidados Intensivos y fue trasladado a la Unidad de Quemados, siempre en el Hospital Nacional de Niños.

El subdirector del centro médico, Orlando Urroz, dijo que el cambio significa que el niño de tres años pasó de una etapa en que estaba entre la vida y muerte a otra, en que la vigilancia sigue siendo muy estricta ante el riesgo de las infecciones.

“Tiene un 40% de quemaduras, que es extenso, y sigue el proceso de limpieza y lavado para que la piel no genere una infección que pueda tener riesgo para su vida. El tema de riesgo persiste, pero es diferente al que se maneja en cuidados intensivos”, explicó Urroz.

El médico dijo que en este caso todas las medidas han resultado efectivas, pero advirtió de que sigue el peligro de las infecciones.

El menor se encuentra hospitalizado desde que ocurrió el accidente el pasado 21 de enero en una soda de barrio El Carmen, Alajuela.

La tragedia dejó siete personas heridas, de las cuales ya fallecieron tres mujeres .

Las otras tres sobrevivientes del accidente están en el Hospital San Juan de Dios. Son Deyanira Castillo Vargas, de 47 años; María Avellán Madrigal, de 39, quienes se hallan en la Unidad Cuidados Intensivos, y Ana I. Castillo Vargas, de 49 años, en la Unidad de Quemados.