Policía presume que narcos planeaban almacenar la droga en el territorio nacional

 6 febrero, 2014

Tres costarricenses que transportaban 960 kilos de cocaína en una embarcación de pesca deportiva, fueron detenidos la madrugada de este miércoles.

Los sospechosos, de apellidos Ponce, Caballero y Miranda, fueron capturados por agentes de la Policía de Control de Drogas (PCD) y el Servicio Nacional de Guardacostas a las 4 a. m., en el Golfo Dulce, Golfito, Puntarenas.

Luego de capturar la lancha, las autoridades la trasladaron al puerto de esa localidad para contabilizar la carga.

Según informó el Comisionado Nacional Antidrogas, Celso Gamboa, la droga estaba oculta en un compartimento del bote y envuelta en bolsas negras.

Gamboa manifestó que el seguimiento de la embarcación inició el martes a las 9 p. m., pero fue hasta ayer que lograron interceptarla.

La embarcación fue interceptada por las autoridades costarricenses ayer en la madrugada en el Golfo Dulce, Golfito. | MSP PARA LA NACIÓN.
La embarcación fue interceptada por las autoridades costarricenses ayer en la madrugada en el Golfo Dulce, Golfito. | MSP PARA LA NACIÓN.

De paso. El jerarca, dijo que se presume que la droga sería guardada en el país por algún tiempo para luego ser llevada por mar o por tierra a Estados Unidos para su comercialización.

“Una de las hipótesis que tenemos es que los narcotraficantes querían traer la cocaína a Costa Rica para enfriarla y guardarla en bodegas para posteriormente enviarla al mercado de mayor consumo”, argumentó Gamboa.

No recuerda comprador. Según datos del Registro de la Propiedad, la embarcación en la que fue hallada la droga es propiedad de un hombre de apellido Álvarez, de 67 años.

Al consultarle a Álvarez sobre la lancha él dijo a La Nación que la vendió hace unos tres años, sin embargo, no recuerda a quién.

El hombre, vecino de Carrillo, Guanacaste, afirma que antes de vender el bote lo utilizaba pescar, sin embargo, debido a varios padecimientos ya no puede realizar ese tipo de labores.

Los tres costarricenses arrestados, quienes aseguran ser pescadores, fueron puestos a las órdenes de la Fiscalía para ser indagados y determinar su situación jurídica.

La Policía continúa investigando los hechos para determinar si existen otras personas relacionadas con los hechos.

Con este decomiso la Policía contabiliza dos toneladas de cocaína incautada en lo que llevamos del presente año.