Convenio de patrullaje conjunto facilitó captura, pero trámite para traelos a la costa lleva más de un mes

Por: Hugo Solano C. 5 agosto, 2014
Las redes de narcotráfico siguen usando embarcaciones pesqueras para camuflar grandes cantidades de droga que trasladan por el corredor del Pacífico.
Las redes de narcotráfico siguen usando embarcaciones pesqueras para camuflar grandes cantidades de droga que trasladan por el corredor del Pacífico.

Ocho sujetos detenidos hace más de un mes cerca de la Isla del Coco dos embarcaciones supuestamente con cargamentos de droga son trasladados a puerto Caldera y estarían llegando este miércoles a una hora aún no determinada.

El grupo fue detenido en el marco del convenio de patrullaje conjunto entre Estados Unidos y Costa Rica que interceptaron las embarcaciones.

La embarcación Atucal II, matrícula P2919, cayó a 180 millas náuticas de la Isla del Coco el 3 de julio transportando, al parecer, 600 kilogramos de cocaína.

Dicha embarcación era abordada por cuatro sujetos, todos de nacionalidad costarricense. Son de apellidos Cubillo, de 54 años; Solano , de 31; Jaén, de 19 y Obando, de 31.

La otra lancha interceptada es la Goliat II, costarricense, matrícula PG7638, tipo pesquera artesanal.

Esa fue capturada el 30 de junio y ya había sido anunciada por el Ministerio de Seguridad. Sin embargo aún no ha llegado a la costa costarricense, dada la lejanía de la costa y el rol de trabajo de los barcos estadounidenses.

Su captura fue a 85 millas náuticas al sur de Isla del Coco, donde las patrullas localizaron 78 pacas de cocaína y detuvieron en altamar a la tripulación integrada por tres costarricense y un nicaragüense.

Estos son de apellidos Marchena, de 50 años; Colista, de 22; Bejarano de 27, los nacionales; mientras que el nicaragüense es de apellido Castillo y de 27 años.

Una vez en tierra, las autoridades contabilizaran la droga para determinar la cantidad exacta, estimando que la droga incautada a estas dos embarcaciones podría llegar a más de 2.000 kilos.