Por: Hugo Solano 4 septiembre, 2016
La lancha tenía varios estañones vacíos y fue abandonada luego de que Guardacostas la siguiera en el Pacífico central. | JORGE UMAÑA
La lancha tenía varios estañones vacíos y fue abandonada luego de que Guardacostas la siguiera en el Pacífico central. | JORGE UMAÑA

Una lancha de tipo eduardoño con dos motores fuera de borda y cargada de estañones vacíos quedó encallada en playa Hermosa de Jacó, Garabito, ayer a las 3 a. m. Sus tripulantes escaparon por entre la maleza.

Poco después, personal de la Policía Municipal de Garabito, que patrullaba por playa Hermosa, recibió información de que varios sujetos abordaron un taxi en actitud sospechosa. La Policía los localizó y detuvo a cuatro ecuatorianos y un costarricense con ropas mojadas, quienes, al parecer, iban a bordo de la lancha abandonada.

La Fuerza Pública colaboró con el traslado de los extranjeros a las oficinas de Migración y luego regresó a playa Hermosa a custodiar la embarcación.

De acuerdo con Rodolfo Murillo, jefe de Operaciones del Servicio Nacional de Guardacostas, esa lancha había sido vista por una patrullera poco antes de que encallara, pero se dio a la fuga.

La tarde de ayer, la embarcación fue extraída de la zona pedregosa con una retroexcavadora y trasladada por tierra a Caldera. “No sabemos si tiene que ver con algún hecho ilícito, pero vamos a estudiar por qué se dio a la fuga”, dijo Murillo, quien añadió que el navío carece de matrícula y de bandera.

Una vez que la Policía de Control de Drogas la investigue, se revisará si tiene dueño y, en caso contrario, se entregará a la Fiscalía. Si los motores están buenos, Guardacostas los podría solicitar para sus lanchas.