Compañera sentimental del líder es hermana de mujer baleada en San Sebastián y de otra que se fue del país por amenazas

Por: Carlos Arguedas C., Diego Castillo, Hugo Solano 24 noviembre, 2015

Oficiales de la Policía de Control de Drogas (PCD) junto a la Fiscalía Adjunta contra la Delincuencia Organizada desarticularon este martes una organización que se dedicaba a transportar droga desde Panamá, para que fuera vendida en Costa Rica.

En siete allanamientos realizados hoy en Corredores, Heredia, San José y Desamparados, las autoridades lograron la captura de tres hombres y una mujer de apellido Crespi, quien era la pareja sentimental del líder.

Ella es hermana de Pamela Crespi, quien fue absuelta en el juicio donde resultó condenado a 70 años de cárcel Marco Antonio Zamora, El Indio. Meses después fue baleada en tres ocasiones mientras esperaba para ingresar a la visita en San Sebastián.

A Pamela también se le acusó por participar en una balacera en Alajuelita, donde los afectados respondieron al fuego y murió el hombre que conducía la moto en que ella viabaja.

Otra hermana de ellas, Vanessa, prefirió irse del país luego de que su familia fue amenazada.

Casas en Heredia eran bodegas de droga. Dos detenidos son colombianos y responden a los apellidos Góngora Quiñones -quien es el presunto líder- y otro sujeto García Mosquera. También se detuvo a dos costarricenses, un hombre de apellido Avilés Rodríguez y a la mujer Crespi Guzmán.

En tanto, una mujer de nacionalidad dominicana y de apellido Cumba, de 25 años, resultó ser la cónyuge de Hurtado (este fue detenido el domingo pasado con $16.000 que le fueron decomisados) y figura sin antecedentes; sin embargo, presenta una aparente condición migratoria irregular en el país, razón por la cual fue presentada ante las autoridades de Migración.

En la casa del líder de la organización, ubicada en Heredia, se encontraron 49 kilos de cocaína y aproximadamente ¢13 millones y $14.000. En otra vivienda localizada en el mismo cantón, que pertenece a la sospechosa de apellidos Crespi Guzmán, se incautaron ¢7 millones, informó la Oficina de Prensa del Ministerio Público.

Millonario decomiso. En total la Policía se incautó de ¢21.113.150 y $13.662 en efectivo, 50 kilogramos de cocaína, 5.6 gramos cocaína, una dosis de marihuana, un arma de fuego calibre 9 milímetros (sin registrar), 16 municiones para calibre 9 mm, tres cartuchos de escopeta, dos cargadores para 9 milímetros, un uniforme de Fuerza Pública completo y un chaleco antibalas.

También, los agentes de la PCD confiscaron una caja fuerte, dos vehículos, tres pantallas, un microondas, una refrigeradora, una cocina, una lavadora, cuatro pasaportes, cuatro cadenas, tres anillos, dos pulseras y un dije de oro, entre otros.

En caso de llegar a ser encontrados culpables, los sospechosos de integrar dicha estructura dedicada al tráfico internacional de drogas podrían enfrentar penas de prisión que van de los 8 a los 20 años, esto según lo estipula de Ley sobre estupefacientes, sustancias psicotrópicos, drogas de uso no autorizado, actividades conexas, legitimación de capitales y financiamiento al terrorismo.

Según el ministro de Seguridad, Gustavo Mata, la droga salía de Colombia, pasaba por Panamá y su destino final era Costa Rica. La organización estaba integrada por colombianos, salvadoreños y costarricenses.

La casa del colombiano Góngora Quiñones, en Belén, fue allanada en la mañana de este martes.
La casa del colombiano Góngora Quiñones, en Belén, fue allanada en la mañana de este martes.

Carros con droga. La investigación de la Fiscalía determinó que el modo de operar era el trasiego de entre 20 y 30 kilos transportados en carros a los que les hacían compartimientos secretos.

La cocaína que llegaba a Costa Rica era recibida por el líder de apellido Góngora, quien giraba órdenes a otros integrantes del grupo criminal para enviar dinero a Panamá, vía terrestre y también a través de servicios de transferencias de dinero.

El Fiscal General de la República, Jorge Chavarría, dijo que la información para desarticular este grupo provino de un dato suministrado por la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés).

Gustavo Mata, destacó el hecho de que el suelo costarricense fuera el destino final de la droga, cuando lo usual es que sea un territorio utilizado para almacenarla.

"Vemos una estructura trayendo cocaína para el uso costarricense y esto llama la atención, que en este caso el último destino para el trasiego de la droga era Costa Rica", reiteró.

Los delitos atribuidos a la organización criminal son tráfico internacional de drogas y legitimación de capitales.

Buscado por Italia. García Mosquera -quien tiene estatus de refugiado- es requerido por las autoridades de justicia de Italia, país donde fue condenado a ocho años de prisión por el delito de asociación criminal por drogas. Tiene vigente la orden de captura internacional.

El 2 y el 6 de octubre pasado las autoridades lograron la detención de un salvadoreño, de apellidos Zelaya Zelaya, y un colombiano de apellidos Caicedo Garzón. A cada uno le decomisaron cuatro kilos de cocaína y a uno de ellos $5.300, cuando conducían un carro sobre la autopista General Cañas y en los alrededores de La Sabana, respectivamente.

El 22 de noviembre se detuvo a otro colombiano en el kilómetro 35, en Golfito. El hombre de apellidos Hurtado García transportaba aproximadamente $16.000 ocultos en un carro al que le hicieron un compartimiento secreto.

Aunque los tres casos se tramitan de manera independiente, se unirán al expediente del grupo capturado este martes, indicó la Fiscalía.

Información actualizada a las 10:30 p. m. con datos de la Fiscalía.